Write Your Book in a Flash

El sistema “pinta-por-números” para escribir el libro de tus sueños ¡RÁPIDO!

Una fórmula para escribir tu libro de empresa con rapidez y éxito.

Como líder en tu sector, probablemente hace tiempo que sabes que llevas un libro dentro. Tienes conocimientos e ideas que compartir, tanto para construir tu marca personal como para ayudar a otros a alcanzar su potencial. Pero no tienes ni idea de cómo empezar. O quizá ya lo has intentado unas cuantas veces, pero tus palabras han dejado de fluir y no sabes cómo volver a abrir el grifo.

Cómo empezar.

Si esto te resulta familiar, no estás solo. El autor, Dan Janal, ha ayudado a miles de ejecutivos como tú no sólo a escribir sus libros, sino a escribirlos en un tiempo récord. Lo ha hecho desarrollando un plan fiable que cualquiera puede seguir para redactar un libro de no ficción. Este resumen te proporcionará una hoja de ruta a seguir, para que puedas producir un libro de alta calidad rápidamente.

En estos resúmenes, aprenderás

  • la sencilla herramienta que constituye el secreto para escribir un gran libro de negocios;
  • lo que los escritores de negocios pueden hacer para escribir un gran libro de negocios.
  • lo que los escritores de negocios pueden aprender del programa de televisión Glee; y
  • cómo participar en foros de preguntas y respuestas te ayudará a escribir un libro mejor.
  • Cómo escribir un libro mejor.

El resumen de tu libro es tu punto de partida.

Piensa en la última vez que ojeaste las estanterías de una librería. Si un libro te llamó la atención, probablemente lo cogiste y leíste la reseña de la contraportada. Puede que despertara tu interés, o puede que descartaras el libro por considerarlo irrelevante para ti y pasaras al siguiente.

En cualquier caso, esa pequeña propaganda es responsable de que hayas decidido comprarlo o no. Y puesto que tiene el poder de motivar a los compradores potenciales, es el primer paso de tu viaje por la escritura.

La clave del éxito.

El mensaje clave aquí es: El resumen de tu libro es tu punto de partida.

Puede parecer extraño escribir un resumen para un libro que aún no existe. Pero hacerlo te obligará a centrarte en lo que quieres compartir con tus futuros lectores. Para escribirlo, tendrás que aclarar tu visión del libro, y el mensaje general que quieres transmitir.

Empieza por escribir 400 palabras que abarquen de qué trata tu libro, a quién va dirigido, qué respuestas ofrece y qué beneficios obtendrán los lectores de esas respuestas. El resumen debe hacer que los lectores sientan que comprendes los retos a los que se enfrentan y que el libro les dará soluciones prácticas, no sólo un montón de teoría. También debe explicar por qué tu libro es mejor que otros títulos similares del mercado, y por qué eres la autoridad en este tema.

Una vez que hayas escrito un resumen que cubra todo lo anterior, es hora de sacar las tijeras y reducirlo a 50 palabras, sin dejar de abordar todos esos puntos cruciales. Esta es la longitud que encontrarás a menudo en las librerías online. Quizá te preguntes por qué tienes que escribir 400 palabras si, al final, sólo necesitas 50. La razón es que es mucho más fácil editarlo que escribir un resumen conciso en primer lugar.

Revisa al menos cinco resúmenes de libros de la competencia, tomando nota de lo que te llama la atención y de lo que te echa para atrás. Esto te ayudará a comprender qué hace que un resumen sea convincente. Tu resumen no es sólo la esencia de tu libro. También sirve como una valiosa herramienta de ventas, así que asegúrate de invertir el tiempo necesario para hacerlo bien.

Aclara el mercado de tu libro para comunicar claramente a qué público va dirigido.

“Los lectores compran tu libro con un único propósito”

Cada semana, autores recién publicados se ponen en contacto con Janal, en busca de ayuda para promocionar sus libros. Janal suele empezar preguntándoles de qué trata su libro. Sorprendentemente, la mayoría de los autores no pueden responder a esta pregunta de forma clara y directa. En su lugar, divagan sobre su viaje como escritores y sobre cuánto les ha cobrado de más la imprenta. A menudo, Janal no tiene ni idea de a quién va dirigido el libro ni de qué sacará nadie de su lectura.

Una vez que hayas escrito el resumen de tu libro, el siguiente paso es articular de qué trata y a quién va dirigido, en sólo dos sencillas frases. Si tú mismo no estás seguro de estos detalles, no tendrás una dirección clara cuando empieces a escribir. Estas frases se denominan declaración de posicionamiento o pegada de ascensor, y deben permitir que la gente sepa de inmediato cuál es el lugar que ocupa tu libro en el mercado.

La frase clave.

El mensaje clave aquí es: Aclara el mercado de tu libro para comunicar claramente a quién va dirigido.

Si crees que condensar aún más ese resumen del libro es una tarea imposible, que no cunda el pánico. Hay una fórmula sencilla que puedes seguir para crear una declaración de posicionamiento ganadora.

Primero, define la categoría a la que pertenece tu libro, para que la gente entienda enseguida en qué sección de una librería estaría. Por ejemplo, la categoría de tu libro podría ser innovación empresarial, liderazgo o fitness.

En segundo lugar, identifica el mercado principal al que te diriges, es decir, tu lector ideal. Para ello, anota todo lo que se te ocurra sobre esta persona, incluyendo sus características demográficas, sus motivaciones y sus miedos. Visualiza detalles sobre su vida, desde su estructura familiar y el tipo de coche que posee, hasta cómo se comporta profesionalmente y lo que hace para divertirse.

En tercer lugar, haz una lista de las personas a las que te diriges.

En tercer lugar, haz una lista de los cinco beneficios principales que tu lector ideal obtendrá de tu libro. Podrían ser soluciones como ayudar a los líderes a implicar a su plantilla, o ayudar a los empresarios a desarrollar resultados innovadores. Revisa tu lista cuando esté completa y rodea con un círculo el beneficio más convincente.

Ahora estás listo para escribir tu primera frase. Debe indicar el título de tu libro, seguido de la categoría y, a continuación, identificar a quién va dirigido y qué obtendrán al leerlo. Debería ser algo como: “Cutting Edge es un libro sobre innovación que ayuda a las pequeñas empresas a generar soluciones creativas”

.

Por último, escribe tu segunda frase. Esta frase debe exponer por qué tu libro es superior a otros títulos similares de su categoría. Una vez más, haz una lista de cinco puntos que distingan a tu libro de sus competidores, y luego elige el más convincente. Deberías acabar con algo como: “A diferencia de otros libros de innovación, Cutting Edge aprovecha los recursos que toda pequeña empresa ya tiene”

Ahora ya deberías estar listo para empezar.

Ahora, deberías ser capaz de explicar a cualquiera, en cualquier momento, de qué trata tu libro.

Para tener éxito al escribir tu libro, debes fomentar la mentalidad adecuada.

Cuántas personas se proponen escribir libros cada año. Pero sólo el 20 por ciento de ellas termina el trabajo. ¿Por qué? Bueno, escribir un libro es un trabajo duro. Puede que empieces bien y te resulte fácil entrar en un estado de flujo, en el que las palabras parecen brotar de ti. Pero en algún momento te encontrarás con un obstáculo. Aparecerán las dudas. Perderás la motivación y, antes de que te des cuenta, habrás dejado de escribir.

Esto le ocurre a todos los escritores, incluso a los profesionales. La diferencia entre quedarte paralizado por un obstáculo o superarlo se reduce a cómo reaccionas cuando la escritura se pone difícil.

La clave del éxito.

El mensaje clave aquí es: Para tener éxito al escribir tu libro, debes fomentar la mentalidad adecuada.

Antes de empezar a escribir, reflexiona sobre por qué quieres escribir un libro. ¿Es simplemente para aumentar tu ego, o tienes un mensaje importante que compartir con el mundo? Sin una razón convincente para escribir, probablemente no completarás tu libro. La convicción en tus ideas es lo que te impulsa a seguir adelante cuando te topas con un obstáculo. Y tendrás tropiezos.

Como la procrastinación, un problema perenne para cualquiera que se proponga escribir un libro. A menudo, la causa fundamental de la procrastinación es el miedo al fracaso. La solución es establecer objetivos pequeños y alcanzables. Por ejemplo, en lugar de prometerte a ti mismo que escribirás durante una hora cada día, ponte como objetivo sólo cinco minutos. Algunos días, entrarás en la zona de escritura tan rápidamente que seguirás en el escritorio mucho después de haber alcanzado tu objetivo de tiempo.

Pequeño.

En algún momento, es probable que empieces a pensar que no tienes lo que hay que tener para escribir tu libro. Esta duda se conoce como síndrome del impostor. Si esto ocurre, recuérdate que todos los escritores se sienten así de vez en cuando. Incluso le ocurrió a Lin-Manuel Miranda cuando escribía el gran éxito de Broadway Hamilton.

Recuerda que tienes una perspectiva única y valiosas ideas que ofrecer.

Desafía las creencias limitantes escribiéndolas y proponiendo cinco razones por las que no son ciertas. Si crees que no tienes nada que decir, desmiéntelo señalando que escribes un blog semanal o que con frecuencia te piden que hables en eventos empresariales. Hacer esto te remotivará para continuar tu viaje, de modo que puedas formar parte de ese 20 por ciento de personas que terminan sus libros.

Termina tu libro.

Un esquema te ayudará a escribir un libro mejor en la mitad de tiempo.

Glee, una comedia musical sobre el coro de un instituto, es uno de los programas de televisión Americana más populares de la última década. Dado que duró cinco años, te sorprenderá saber que sus guionistas esbozaron toda la serie antes de que se emitiera por primera vez. El viaje de la heroína Rachel se trazó cuidadosamente desde la escena inicial hasta los créditos finales. Aunque los guionistas hacían cambios sobre la marcha, como cuando uno de los actores moría inesperadamente, siempre planificaban de antemano sus argumentos utilizando un esquema.

En el contexto de la redacción de libros de empresa, un esquema es una lista de puntos y subpuntos, cada uno de los cuales representa un capítulo o subtítulo. En esencia, es una guía del libro que quieres escribir. Puede que no parezca tan importante, pero en realidad es el secreto para escribir rápido, y escribir bien.

La clave del éxito.

El mensaje clave aquí es: Un esquema te ayudará a escribir un libro mejor en la mitad de tiempo.

Cuando te sientes a escribir, te será útil tener preparado un esquema detallado de tu libro, porque siempre sabrás qué tema abordar a continuación. Tener una dirección clara de este modo ayuda a superar la procrastinación porque te mantiene centrado.

Cuanto más detallado sea tu esquema, más rápido escribirás, así que merece la pena invertir el tiempo que necesites para darle cuerpo, enumerando todos los estudios de casos, investigaciones y gráficos que incluirás en cada subtítulo. Pon el mismo cuidado en la creación de tu esquema que el que pondrías si prepararas un plan de negocio para tu empresa. Después de todo, es el marco que formará la estructura de tu libro, así que tiene que ser sólido.

Un esquema detallado también funciona como mecanismo de control de calidad. Puesto que proporciona una visión clara de tu contenido, puedes utilizarlo para asegurarte de que has incluido toda la información importante que necesitas en tu libro.

Mejor aún, puedes compartir tu esquema con un compañero o un agente literario para obtener comentarios rápidamente. Es mucho más fácil que otra persona revise un documento de tres páginas con viñetas que leer un libro de 300 páginas. Tu revisor podría sugerirte dónde hacer recortes o ajustar la estructura del libro, lo que te ahorraría un tiempo valioso al racionalizar lo que tienes que escribir.

Ahora que ya sabes lo valioso que es un esquema, veamos qué necesitas hacer para crear uno.

Esboza tu libro utilizando una estructura fiable.

Cuando se trata de escribir un libro de negocios, la libertad no es tu amiga. Si no sabes cuántos capítulos debes tener, o cuántas palabras debes escribir, no serás capaz de decidir qué incluir, ni de reconocer cuándo has completado tus capítulos.

Si no sabes cuántos capítulos debes tener, o cuántas palabras debes escribir, no serás capaz de decidir qué incluir, ni de reconocer cuándo has completado tus capítulos.

Sopesar las opciones te lleva a procrastinar, a retrasar tu comienzo y a perder un tiempo valioso. Pero puedes seguir una estructura común que utilizan muchos libros de empresa. Empieza suponiendo que tu libro tendrá diez capítulos y unas 200 páginas, lo que equivale a unas 40-50.000 palabras. En realidad, esto puede variar, pero adoptar esta estructura como punto de partida te ayudará a crear tu esquema.

Las palabras clave.

El mensaje clave aquí es: Esboza tu libro utilizando una estructura fiable.

Para crear tu esquema, escribe una lista numerada del uno al diez. El capítulo uno será una visión general, en la que explicarás qué problema resolverá tu libro y por qué eres un experto en esa área. Puedes hacer una breve relación de los temas que tratarás, pero no entres en detalles. El objetivo de este capítulo es inspirar al lector prometiéndole algo que merezca la pena, más que ahondar en el contenido, así que tenlo en cuenta a la hora de preparar su esquema.

Los capítulos dos a nueve profundizarán en los conocimientos que quieres compartir, proporcionando tanta información como sea necesaria para argumentar tus puntos. Cada capítulo necesita un tema claro, que explorarás utilizando anécdotas, investigaciones, estudios de casos y elementos visuales como gráficos e ilustraciones. No te preocupes por inventar títulos pegadizos para los capítulos en esta fase. Concéntrate en el contenido que quieres incluir.

Para identificar tus temas, pregúntate de qué trata cada capítulo, por qué ese tema es importante para el lector, qué ganará leyéndolo y qué acciones puede llevar a cabo para poner en práctica tus ideas. Añade tus ideas sobre el contenido que utilizarás para explorar tus temas en tu esquema. Esto te ayudará a identificar cualquier laguna en tu investigación.

Tu capítulo final debe resumir todos los puntos clave que has expuesto en los capítulos anteriores. También puedes utilizar este capítulo para ofrecer tus propios servicios empresariales, si se ajustan al contenido de tu libro.

Cuando hayas completado tu esquema, tendrás un documento de unas tres páginas, en el que se enumeran tus diez capítulos, los subtítulos que corresponden a esos capítulos y todos los materiales que piensas utilizar dentro de esos subtítulos para argumentar tu caso y hacer que su lectura resulte atractiva. Ahora es el momento de rellenar esos huecos de investigación.

Incluir otras fuentes en tu libro aumenta tu credibilidad y facilita su comercialización.

Imagina que te encierras durante una semana en una habitación de hotel para escribir tu libro. ¿Tendrías ya toda la información y las ideas que necesitas para completar un primer borrador? ¿O te darías contra un muro al cabo de unas horas y te darías cuenta de que no tienes todo lo que necesitas?

Un verdadero líder de pensamiento probablemente pertenecerá a la primera categoría. Pero la mayoría de los autores se identificarán claramente con la segunda. Y eso está perfectamente bien. No necesitas saberlo todo antes de empezar a escribir y no necesitas basarte únicamente en tus propias opiniones. De hecho, citar a expertos y fuentes adicionales en tu libro demuestra a los lectores que conoces tu campo.

El mensaje clave aquí es: Incluir otras fuentes en tu libro aumenta tu credibilidad y facilita su comercialización.

Entrevistar a expertos es una forma estupenda de conseguir citas de líderes del sector que apoyen tus argumentos. También sirve para reclutar a personas que defenderán tu libro porque sus nombres aparecerán en él.

Para identificar a los expertos adecuados, busca palabras clave en Internet y examina las organizaciones o los documentos académicos que aparezcan. No tengas miedo de ponerte en contacto con profesores o líderes de grupos de reflexión. Suelen estar buscando plataformas para compartir sus ideas, y tu libro podría hacer precisamente eso por ellos.

Internet también puede ayudarte con otra actividad valiosa: la investigación de mercado. Esto te ayudará a descubrir qué contenidos faltan en libros similares que ya están en el mercado. Puedes abordar estos temas en tu propio libro, dándole una ventaja competitiva.

Empieza investigando libros que traten temas similares a los tuyos. ¿Recuerdas la categoría de libros que identificaste en tu declaración de posicionamiento? Utilízala para buscar títulos en librerías online, y luego desplázate hasta la sección de reseñas. Aquí puedes encontrar información valiosa sobre cosas que los lectores buscaban pero que no estaban incluidas en el libro. Puedes integrar estos puntos en tu esquema, dando a tu libro un ángulo único. Además, pregunta a tus clientes sobre sus necesidades y retos, y luego desarrolla contenido útil en torno a esos puntos.

Del mismo modo, los foros de preguntas y respuestas como los Grupos de LinkedIn o quora.com contienen pistas sobre el tipo de información que buscan tus lectores potenciales. Busca por temas y lee las preguntas y respuestas que la gente ha publicado. Antes de que te des cuenta, habrás enriquecido tu libro con valiosos conocimientos que los lectores están ávidos de conocer.

Pon en marcha sistemas que te ayuden a escribir tu primer borrador.

“Tus ideas necesitan tiempo para crecer. Por eso es absolutamente normal tener un primer borrador de mala calidad.”

Con tu declaración de posicionamiento refinada, tu esquema detallado preparado y tu investigación sólida, ya estás listo para empezar a escribir. Pero sigues corriendo el riesgo de convertirte en uno de esos autores que nunca terminan su primer borrador.

Por lo general, los autores nunca terminan su primer borrador.

A menudo, los autores creen que sus primeros borradores tienen que ser perfectos. Pero cuando se dan cuenta de que no lo son, acaban con el bloqueo del escritor. Por eso, una de las cosas más importantes que puedes hacer para apoyar tu viaje de escritura es dejar de lado el perfeccionismo y centrarte, en cambio, en plasmar tus ideas en la página. Hay una serie de trucos que puedes utilizar para conseguirlo.

La clave del éxito.

El mensaje clave aquí es: Pon en marcha sistemas que te ayuden a escribir tu primer borrador.

Establece fechas límite antes de empezar a escribir tu libro, para evitar que te pongas excusas. Sin plazos, siempre encontrarás una razón para no escribir, como estar enfermo, falto de inspiración u ocupado con las vacaciones. Si te aseguras de que los plazos son realistas y alcanzables, aumentarán tus posibilidades de elaborar el primer borrador.

Lleva contigo un cuaderno de notas.

Lleva siempre contigo un cuaderno para anotar las ideas que se te ocurran para tu libro. Comienza cada sesión de escritura trasladando estas notas a tu esquema o manuscrito. Esto te facilitará cada sesión porque siempre tendrás un contenido inicial con el que trabajar.

Escribe tu libro en el orden que te resulte más fácil. Si empezar por la mitad con un tema que conoces bien hace que tus dedos tecleen, hazlo. Si prefieres empezar por el capítulo uno para desarrollar tu visión general, empieza por ahí. No hay una forma correcta de redactar tu libro. Elige el camino de menor resistencia.

Haz que tu libro tenga un tono conversacional escribiendo como hablas. De este modo, te liberas de la presión de intentar sonar académico, lo que hará que tus palabras fluyan con más libertad. También tiene algunas ventajas. Al escribir como tú mismo, desarrollarás una voz única que refleje tu personalidad. Esto ayuda a captar a los lectores porque se hacen una idea de quién eres. Y esto, a su vez, genera confianza, lo que puede hacerte ganar clientes, si tu libro está relacionado con los servicios empresariales que ofreces.

Por último, escribe como tú mismo.

Por último, no edites mientras escribes. Escribe hasta que llegues a un punto en el que te hayas quedado sin ideas, y luego haz una edición preliminar, corrigiendo la gramática y la ortografía. Recuerda que, en esta fase, tu objetivo es producir un primer borrador, no una obra maestra pulida.

Recibir comentarios antes de publicar mejora la calidad de tu libro.

Imagina que has terminado tu borrador, le has dado un pulido y estás contento con lo que has producido. Estás deseando verlo impreso y leer tus elogiosas críticas. Pero hay algo importante que debes tener en cuenta antes de enviar tu libro al mundo. ¿Quién prefieres que te diga que no es genial: un amigo o un crítico?

Antes de publicar, pide opiniones para asegurarte de que tus argumentos son sólidos, tus ideas están expresadas con claridad y tu contenido es atractivo. Si no das este último paso vital, no publicarás el mejor libro posible.

La clave del éxito.

El mensaje clave aquí es: Obtener opiniones antes de publicar mejora la calidad de tu libro.

Hay dos rondas de revisiones que deberías realizar antes de enviar tu libro a la imprenta. La primera es la revisión por pares. Identifica a unos cuantos expertos del sector que puedan ayudarte a comprender si tus argumentos son articulados y rigurosos. Estos expertos pueden ser colegas, socios o profesores. Pondrán en tela de juicio tus conceptos, te señalarán los puntos ciegos y te dirán dónde estás totalmente equivocado. Esto puede ser extremadamente conflictivo, pero los comentarios que recibas mejorarán tu libro de forma significativa.

Una vez que hayas implementado los comentarios de tus compañeros, estarás listo para enviar tu libro a lectores beta. Los lectores beta son voluntarios que representan a tu público objetivo. Te darán su opinión sobre lo que funciona y lo que no. Los lectores beta son muy valiosos porque identifican las secciones que no tienen sentido para ellos. Como tú eres un experto en tu tema, no siempre puedes ver lo que no está claro para otras personas.

Los lectores beta también son muy valiosos para ti.

Los lectores beta también son útiles para señalar dónde se ha quedado su atención. Pídeles que valoren cada página de tu libro según su nivel de interés. Esto te mostrará dónde tu contenido necesita algo más de picante.

Para encontrar posibles lectores beta, ponte en contacto con personas que comenten regularmente en tu blog e invítales a revisar algunos capítulos, o el libro entero si tienen tiempo. Asegúrate de darles un resumen claro de lo que te gustaría que hicieran, una fecha límite y tu sincero agradecimiento por su ayuda. Incluye los nombres de tus lectores beta en los agradecimientos y envíales un ejemplar gratuito de tu libro una vez publicado, para demostrarles que aprecias su aportación.

Los lectores beta pueden ser muy valiosos.

Después de haber integrado los comentarios de tus lectores beta, puedes estar seguro de que tu libro es lo mejor que puede llegar a ser.

Conclusiones

El mensaje clave en estos resúmenes:

Escribir un libro de empresa sin una hoja de ruta clara que seguir es una receta para el fracaso. Por eso es crucial tomarse el tiempo necesario para planificar el contenido. Esto empieza por articular los mensajes principales de tu libro y el público al que va dirigido. A continuación, puedes crear un esquema detallado que elimine las conjeturas de la escritura, identifique cualquier laguna en tu investigación y te proporcione una estructura fiable. El uso de un esquema centrará tus sesiones de escritura, minimizando la pérdida de tiempo y eliminando la procrastinación.

Consejos para la acción

Consejos Accionables:

Crea títulos pegadizos

En una fase posterior del proceso de escritura, tendrás que pensar en títulos tanto para tu libro como para sus capítulos. Los títulos más eficaces están orientados a la acción y comunican lo que el lector obtendrá del libro. Haz que tus títulos destaquen combinando tu área temática con una referencia a una afición que te guste. Por ejemplo, Janal combinó su afición a la pintura con su experiencia en la escritura de libros para crear el subtítulo El sistema Paint-by-Numbers para escribir el libro de tus sueños RÁPIDAMENTE.

Libro de tus sueños.

¿Tienes algún comentario?

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestros contenidos! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el asunto Escribe tu libro en un santiamén y dinos lo que piensas

.

Qué leer a continuación: PEscritura publicitaria persuasiva, de Andy Maslen

Una vez que hayas publicado tu libro, tendrás que promocionarlo entre tus lectores potenciales y motivarles para que lo compren. Eso significa que tendrás que escribir textos persuasivos que funcionen eficazmente en Internet y destaquen entre tus competidores. Para descubrir cómo escribir textos de marketing que intriguen, atraigan y te hagan ganar clientes, consulta nuestro resumen de Escritura persuasiva.

Deja una respuesta
Related Posts