Los consumidores pagan más para obtener más, ya sea carne por libra, televisores por tamaño de pantalla o entradas para juegos junto a la cancha. Pero con las tarifas aéreas en clase turista no hay correlación entre precio y comodidad, incluido el espacio para las piernas. Incluso antes de los recientes incidentes en los que los aviones se desviaban debido a las peleas de pasajeros por los asientos reclinados, los clientes exigían más comodidad a precios razonables. JetBlue y United ahora ofrecen asientos en clase turista con «espacio adicional para las piernas» por tarifas más altas que siguen estando muy por debajo del costo de los asientos en clase ejecutiva. Espere que más aerolíneas experimenten con modelos de precios de pago por pulgadas.

No estás pagando por centímetros extra

Tarifa internacional media de ida y vuelta según la «inclinación del asiento»: la distancia desde un punto de un asiento hasta el mismo punto de la fila de delante.

BR1411_IW_LEGROOM_A

El dinero no compra comodidad

No existe ninguna relación entre la calificación de confort y el precio pagado por un vuelo de ida y vuelta de siete días entre Nueva York y Londres reservado con una semana de antelación, a juzgar por las «puntuaciones de felicidad» de Routehappy.

BR1411_IW_LEGROOM_B

fuente: Michael Segalla y Dominique Rouziès, HEC París; Catalin Ciobanu y Vincent Lebunetel, Carlson Wagonlit Travel