Tres formas de mantener al público centrado durante una presentación

Tres formas de mantener al público centrado durante una presentación

Captar la atención de la audiencia y mantenerla centrada es fundamental para el éxito de la comunicación. Lo que tiene que decir es importante, así que dese la mejor oportunidad de transmitir su mensaje a su público captando primero la atención y, lo que es más importante, manteniéndola. En este artículo, el autor describe tres técnicas (físicas, mentales y lingüísticas) para captar la atención del público.

•••

La atención es nuestro bien más preciado. En el vertiginoso mundo actual de dispositivos digitales siempre activos y ciclos multimedia ininterrumpidos, captar la atención de nuestra audiencia es fundamental para el éxito de nuestra comunicación. Con tantas distracciones compitiendo por nuestro tiempo, primero debemos buscar y captar activamente la atención de nuestro público.

Por desgracia, capturar las orejas y los ojos no basta. Llamar la atención es solo la primera batalla; mantenerla es otro desafío completamente diferente. Por eso los comunicadores inteligentes no solo utilizan activamente formas de captar la atención, sino que también trabajan para mantenerla. Atención sostenida es lo que yo llamo compromiso. Si puede captar la atención de su público, se concentrará y se distraerá menos. Además, tendrá más posibilidades de demostrarles la relevancia y la importancia de su tema. Con ese fin, he aquí tres enfoques para atraer a su público.

Tres formas de captar la atención de su público

Compromiso físico

A donde vaya el cuerpo, el cerebro lo seguirá. Cualquier cosa que haga que el público haga algo con sus cuerpos generará participación. Ya sea que vaya a dar una presentación o presentación en persona, o a dirigir una reunión virtual, piense en cómo puede incluir la participación física en sus actividades.

Por ejemplo, puede hacer que la gente vea un vídeo, lea un folleto, haga clic en algo de la pantalla, levante la mano o utilice reacciones virtuales. Todo esto requiere que su público participe en su comunicación, no solo en observadores. Una simple invitación a «Diríjase a la persona que está a su lado y salude» o «Lea lo que hay en la diapositiva y comparta sus opiniones» puede hacer que participe.

Compromiso mental

Combata la tendencia de su audiencia a desconectarse o realizar múltiples tareas a la vez fomentando la participación cognitiva. Hay tres formas sencillas de hacerlo: hacer preguntas a lo largo de la presentación, incorporar declaraciones, datos y estadísticas provocativas e introducir analogías inteligentes.

Cuando hace una pregunta, las personas comienzan a considerar su respuesta casi automáticamente, lo que las hace pasar de la escucha pasiva a la participación activa.

Declaraciones provocativas odatos convincentes despierte la curiosidad y anime a su público a hacer sus propias preguntas internamente. Por ejemplo, si intenta justificar la plantilla de su departamento de formación, podría decir: «Se podría eliminar el 30% de nuestras solicitudes de servicio de atención al cliente si se formara mejor a los usuarios».

Las analogías son las que comparamos lo que sabemos con lo que no sabemos; en otras palabras,utilice lo conocido para explicar lo desconocido. Invocar analogías invita a la participación al hacernos pensar activamente. Una advertencia: cuando utilice analogías, asegúrese de que son con las que la gente pueda identificarse fácilmente. Confiar demasiado en metáforas deportivas o en comparaciones complejas que la gente no pueda seguir o entender irá en contra de su objetivo de compromiso y mayor comprensión.

Compromiso lingüístico

El compromiso lingüístico se refiere al uso de palabras inclusivas, un lenguaje que viaja en el tiempo y referencias a perspectivas o experiencias compartidas. La redacción inclusiva significa invitar a la gente a su comunicación. Por ejemplo, estamos programados para animarnos cuando escuchamos nuestro nombre y cuando escuchamos la palabra «usted». Mencione los nombres de los participantes y utilice frases como «Como usted sabe…» o «Puede que se pregunte…» o «Hoy aprenderá…»

El lenguaje que viaja en el tiempo lleva a las personas del presente al futuro o al pasado. Puede utilizar frases como «Imagínese…» o «Qué pasaría si pudiera…» o «Imagínese esto…» para llevar a la gente al futuro. «Recuerde cuándo…» o «Piense en cuándo…» llevarán a la gente al pasado. Conecte a las personas a través de experiencias o creencias compartidas para crear puntos en común. Por ejemplo, destacar la misión y los valores de la empresa o hacer referencia a una experiencia previa compartida puede atraer a la gente, como cuando usted y sus amigos o familiares comparten historias y chistes antiguos.

Combinación de técnicas de participación

No necesita confiar solo en una técnica de compromiso a la vez. En su lugar, combínelos para aumentar y mejorar su efecto. Por ejemplo, las encuestas son una excelente manera de hacer que el cerebro y el cuerpo se involucren en una actividad triple. Funciona con una pregunta de encuesta tan simple como: «A mano alzada», cuál de las siguientes usted ¿cree que es el elemento más importante de XYZ?» La sinergia de las técnicas de participación física, mental y lingüística utilizadas en esta pregunta hace que los asistentes salgan de la neutralidad y se pongan manos a la obra con usted.

Tenga en cuenta que, al votar, primero debe decirle a su público cómo responder (por ejemplo, «Levantando la mano…» o «Escribir en el chat…»). También es imperativo que comente la respuesta que reciba (por ejemplo, «Eso es lo que esperaba… alrededor de la mitad de ustedes» o «Vaya, son todos»). Si no hace comentarios, su público podría sentirse engañado para que cumpla o, lo que es peor, que no le importaba la respuesta y que solo utilizaba la encuesta como un truco.

Por supuesto, estas sugerencias pueden no ser adecuadas para su situación (por ejemplo, si va a encuestar a los tres ejecutivos de la sala), así que elija las opciones que se adapten a la ocasión y al tamaño del grupo.

Si bien las técnicas de participación se pueden utilizar en cualquier momento de una situación de comunicación, son especialmente importantes al iniciar reuniones, presentaciones o presentaciones. Piense en cómo se abre una película de acción. Se ve envuelto en medio de la acción con el actor haciendo algo impresionante, interesante y que provoca curiosidad de inmediato. Solo después de captar su atención y despertar su interés, aparecen el título y los créditos. Si empieza con el tradicional «Hola, me llamo…», se ha perdido una gran oportunidad de captar la atención de su público de forma inmediata. Del mismo modo, atraer al público haciendo una pregunta, realizando una encuesta, mostrando un vídeo o utilizando una analogía antes de presentarse establece un tono enérgico.

. . .

Captar la atención de la audiencia y mantenerla centrada es fundamental para el éxito de la comunicación. Si piensa en algún comunicador y comunicador que le parezca atractivo, es probable que utilice algunas de las técnicas de participación física, mental o lingüística mencionadas anteriormente. Lo que tiene que decir es importante, así que dese la mejor oportunidad de transmitir su mensaje a su público captando primero la atención y, lo que es más importante, manteniéndola.

Related Posts