The Glass Closet

Por qué salir del armario es un buen negocio

Conoce la verdad sobre ser gay en el lugar de trabajo moderno.

¿Tienes algún empleado gay en tu empresa? ¿Te has preguntado alguna vez si alguno de tus compañeros tiene miedo de ser realmente él mismo y revelar abiertamente su orientación sexual en el trabajo?

Compartiendo sus experiencias como ejecutivo gay, el autor ofrece una valiosa visión del entorno actual de los empleados gays y transexuales en el lugar de trabajo. En este resumen, aprenderás cómo los empleados y las empresas pueden prosperar cuando aceptan las diferencias de orientación sexual de las personas.

En este resumen, aprenderás cómo los empleados y las empresas pueden prosperar cuando aceptan las diferencias de orientación sexual de las personas.

The Glass Closet
SPONSOR

En este resumen, descubrirás

    • qué países siguen discriminando a las personas homosexuales y transexuales;
    • qué países siguen discriminando a las personas homosexuales y transexuales
    • qué opina el Consejero Delegado de Apple sobre el matrimonio homosexual; y
    • por qué tienen éxito las empresas que apoyan los derechos de los homosexuales y transexuales.
    • Por qué las empresas que apoyan los derechos de los homosexuales y transexuales tienen éxito.

    A lo largo de la historia, las personas han sido condenadas al ostracismo, encarceladas e incluso asesinadas a causa de su orientación sexual.

    A pesar de los numerosos avances hacia la ampliación de la igualdad de derechos, la homofobia sigue siendo un problema real en la sociedad.

    En algunos países, como España, la homofobia es un problema real.

    En algunos países, como Uganda, los homosexuales carecen de protección legal. Si las autoridades descubren que alguien es gay, esa persona puede ser enviada a prisión, o peor aún, incluso asesinada.

    Pero la persecución basada en la orientación sexual no siempre fue un temor. En la antigua Roma y Grecia, los homosexuales eran tratados con igualdad. Algunas sociedades incluso consideraban sagradas a las personas homosexuales.

    El emperador romano Adriano vivió como un hombre abiertamente homosexual. Los dioses griegos, como Zeus, aparecían en fábulas con amantes masculinos; los creyentes veían estos actos como normales.

    La difusión del cristianismo, sin embargo, cambió la percepción pública de la homosexualidad. Muchos creyentes han utilizado su interpretación del libro del Levítico de la Biblia para justificar la represión y la persecución de las personas por su orientación sexual.

    Este tipo de condena religiosa de la homosexualidad se ha extendido por todo el mundo.

    Esta condena religiosa ha desempeñado un papel fundamental a la hora de calificar a los homosexuales de “pecadores” en todo el mundo, convirtiéndolos en blanco de la violencia cristiana.

    Pero estos horrores no se limitan a la historia antigua. Desde el siglo XVII, los homosexuales han sido utilizados como chivos expiatorios de muchos de los problemas de la sociedad. Los terremotos mortales, la peste bubónica y, más recientemente, el SIDA, han sido achacados a la influencia de los homosexuales en la sociedad.

    Además, en países occidentales como Alemania y el Reino Unido, ser homosexual era un delito hasta hace muy poco tiempo.

    Durante el régimen nazi en Alemania, miles de gays y lesbianas fueron enviados a campos de concentración; se les entregaba un triángulo rosa para que lo llevaran puesto, lo que les identificaba ante los demás y significaba su bajo estatus en la sociedad.

    Incluso después de la Guerra Mundial, los gays y las lesbianas eran considerados delincuentes.

    Incluso después de la Segunda Guerra Mundial, ser homosexual en Alemania siguió siendo un delito durante décadas. En Inglaterra, las relaciones homosexuales entre hombres no se legalizaron hasta 1967.

    Aunque “salir del armario” en el trabajo está mayoritariamente aceptado, muchos profesionales homosexuales siguen preocupados por sus carreras.

    Como sé por haber ocultado mi orientación sexual durante décadas, las personas que no salen del armario suelen asumir que salir del armario tendrá consecuencias nefastas.

    Tómate un momento para plantearte honestamente esta pregunta: ¿puedes ser realmente tú mismo en el trabajo? ¿Sientes que tienes que ocultar alguna parte de tu personalidad a tus compañeros de trabajo?

    La mayoría de la gente se siente cómoda en el trabajo, igual que en casa. Pero a menudo no ocurre lo mismo con las personas homosexuales. La sensación de que uno tiene que ocultar o disfrazar su verdadera identidad es una situación con la que están familiarizados muchos homosexuales de todo el mundo.

    La mayoría de las personas se sienten cómodas en el trabajo, igual que en casa.

    Sin embargo, se está trabajando para cambiar esta situación. Muchas empresas de la lista Fortune 500 están intentando activamente mejorar su cultura empresarial para crear un entorno en el que los empleados se sientan cómodos saliendo del armario.

    Algunas de estas empresas han creado grupos de apoyo o cuelgan carteles en el lugar de trabajo que informan a los empleados de que son miembros aceptados del equipo corporativo, sea cual sea su orientación sexual.

    El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, por ejemplo, ha declarado públicamente que su empresa apoya plenamente la igualdad matrimonial. Una defensa tan clara de la igualdad de derechos de los homosexuales permite a los empleados más libertad para expresar sus opiniones y no sentir que tienen que ocultar su identidad a los demás.

    Sin embargo, muchas personas homosexuales siguen temiendo que salir del armario en el trabajo arruine sus carreras. Uno de los motivos es que hay pocos modelos de conducta abiertamente gays en los puestos más altos de la escala empresarial. En general, hay una clara falta de ejecutivos homosexuales, bisexuales o transexuales a los que los empleados puedan recurrir en busca de inspiración y fortaleza.

    En caso de que los empleados lleguen a salir del armario por casualidad, es posible que no se sientan cómodos con ellos.

    Si los empleados encuentran un ejecutivo gay de éxito, es probable que haya sido atacado en algún momento de su carrera. El autor renunció a su puesto en el gigante energético BP, por ejemplo, después de que un ex novio filtrara una historia sobre la orientación sexual del autor al periódico británico Daily Mail.

    Esta revelación no sólo perjudicó al autor personal y profesionalmente, sino que también dio a otras personas homosexuales la impresión de que ellos también podrían enfrentarse a una situación similar si se atrevían a salir del armario en el trabajo.

    Salir del armario en el trabajo puede ser una ventaja para los compañeros homosexuales, aunque no todas las experiencias son positivas.

    Las personas transexuales siguen sufriendo discriminación. En 2013, la tasa de desempleo de las personas transgénero era al menos el doble que la de las personas heterosexuales.

    El número de personas que salen del armario en el trabajo crece cada día. Es más, estos empleados abiertamente homosexuales, bisexuales y transexuales que han salido del armario viven una vida más plena en general.

    Salir del armario tiene enormes beneficios, tanto en el trabajo como en general. Vivir “en el armario” requiere una energía inhumana, ya que la persona vive con el miedo constante a ser “descubierta”.

    Por ejemplo, la activista LGBT Louise Young ha desarrollado un índice de productividad que sugiere que los empleados homosexuales en el armario son un 10% menos productivos que sus compañeros heterosexuales. Tras salir del armario, los empleados homosexuales o transexuales pueden canalizar más energía creativa hacia el trabajo que tienen entre manos.

    Salir del armario puede incluso ayudar a un empleado a mejorar la productividad de todo su equipo. Kirk Snyder, profesor asociado de la Universidad del Sur de California, sugiere en sus investigaciones que los gerentes homosexuales podrían tratar a los empleados de forma más inclusiva y motivar mejor a sus colegas que sus homólogos heterosexuales. Como los gerentes homosexuales han experimentado la experiencia de formar parte de un grupo minoritario, sostiene Snyder, pueden ser más abiertos y justos con los demás, especialmente con otras minorías.

    Interesantemente, los empleados que trabajan para gerentes abiertamente homosexuales manifiestan una satisfacción significativamente mayor que los empleados que trabajan para gerentes heterosexuales.

    Pero aunque salir del armario tiene sus ventajas, no todas las personas homosexuales o transexuales han tenido una experiencia positiva al revelar su orientación sexual a sus compañeros de trabajo. Algunos son objeto de burlas; otros descubren que ganan menos que sus compañeros heterosexuales; algunos son víctimas de jefes homófobos e incluso despedidos.

    Los hombres homosexuales, en particular, suelen ser ridiculizados por compañeros que creen irracionalmente que “por naturaleza” son propensos a actuar de forma coqueta y, en algunos casos, se les considera depredadores.

    Dado que este prejuicio sigue predominando en la sociedad, también influye en los entornos laborales, y puede determinar si se contrata o asciende a personas homosexuales dentro de una empresa.

    Promover una cultura que apoye a los empleados de distintas orientaciones sexuales es una victoria para las empresas.

    ¿Quisieras trabajar en una empresa que no te apoya? ¿Comprarías un producto de una empresa que sabes que no tiene interés en apoyar la igualdad de derechos?

    Probablemente no. Como era de esperar, los gays, bisexuales y transexuales son mucho más propensos a trabajar y comprar en empresas que respetan su orientación sexual y la igualdad de derechos en general.

    De hecho, las personas homosexuales, bisexuales y transexuales no sólo prestan atención a los valores progresistas de las empresas para las que trabajan, sino que también suelen saber qué empresas participan activamente en la lucha por la igualdad de derechos de las personas homosexuales.

    El 58% de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales son activas en la lucha por la igualdad de derechos.

    Alrededor del 58% de los adultos homosexuales afirman que es más probable que compren a empresas que apoyan activamente la igualdad de derechos para los homosexuales, bisexuales y transexuales y que comercializan específicamente para estas comunidades.

    Para ayudarles a tomar decisiones informadas, muchos consumidores gays consultan la Guía Comprar por la Igualdad en el Lugar de Trabajo, que publica la Campaña de Derechos Humanos. Esta guía detalla qué empresas tienen el mejor historial no sólo de promesas de apoyo a la igualdad de derechos de los homosexuales, sino también de cumplimiento de sus compromisos.

    Crear un entorno más favorable a los homosexuales no sólo es bueno para los resultados de una empresa. También ayuda a las empresas a atraer a otras minorías, como empleados de distintos orígenes raciales, diversificando así la plantilla de la empresa para mejor.

    He aquí un ejemplo de esta política en acción. Claudia Brind-Woody es copresidenta del grupo de trabajo sobre diversidad LGBT de IBM. En una feria de empleo, se dio cuenta de que un número inusualmente alto de jóvenes asiáticas visitaban el stand de IBM.

    Cuando preguntó a algunas de ellas por qué estaban interesadas en trabajar en IBM, dijeron que si la empresa apoyaba abiertamente los derechos de los homosexuales, probablemente también acogería a grupos minoritarios.

    Para que los empleados se sientan cómodos saliendo del armario, necesitan saber que sus líderes les apoyan.

    “Para impulsar el cambio, los dirigentes deben considerar la diversidad y la inclusión como una cuestión empresarial, no como una función accesoria”

    ¿Sabes si tu empresa apoya la igualdad de derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales?

    Sabes si tu empresa apoya la igualdad de derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales?

    Sabes si tu empresa apoya la igualdad de derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales?

    Si no lo sabes, entonces es hora de que tu empresa haga más vocal su mensaje no sólo a sus empleados, sino también al mercado en general.

    Si los empleados no son conscientes de que su empresa trabaja para mejorar las condiciones de los homosexuales, bisexuales y transexuales, muchos optarán por permanecer en el armario.

    Las empresas deben comunicar que salir del armario no sólo es seguro, sino que además será celebrado. Aunque haya cierto rechazo por parte de los empleados que puedan albergar sentimientos homófobos, la empresa debe hacer hincapié en que la cultura corporativa se opone al odio en el lugar de trabajo y lo abordará.

    La empresa necesita comunicar que salir del armario no sólo es seguro, sino que también se celebrará.

    Cuando una empresa trabaje activamente para mejorar las condiciones en la oficina, los empleados sabrán que los esfuerzos por la diversidad y la inclusión son reales. Una forma de hacerlo es compartir historias de otros empleados que han salido del armario y han sido recibidos positivamente por sus compañeros de trabajo.

    Apoyo a la igualdad de oportunidades en el trabajo.

    El apoyo a la igualdad de derechos de los homosexuales también debe ser un tema de debate activo entre los dirigentes de la empresa, para que la política correcta llegue a todos los niveles de una organización.

    Muchos líderes empresariales ya apoyan a los empleados homosexuales, bisexuales o transexuales o ya han revelado públicamente su orientación sexual. Aunque esa información es crucial para que los empleados se sientan cómodos saliendo del armario en el trabajo, a menudo no llega a las bases de una organización.

    Por tanto, los dirigentes deben hablar claro para demostrar a toda la empresa que defenderán a todos los empleados, independientemente de su orientación sexual. El apoyo vocal de aliados homosexuales y heterosexuales por igual es poderoso. E incluso cuando los directivos de la empresa son heterosexuales, su apoyo abierto a la igualdad de derechos de los homosexuales es crucial para crear una plantilla más integradora y acogedora para todos.

    Los directivos de Google deben hablar claro para demostrar a toda la empresa que defenderán a todos los empleados, independientemente de su orientación sexual.

    Los directivos de Google, por ejemplo, hablan abiertamente de su compromiso con la diversidad dentro de la plantilla. Todos los años, la empresa participa oficialmente en los desfiles del orgullo gay.

    Históricamente, las figuras públicas homosexuales han sido condenadas al ostracismo tras salir del armario, pero los tiempos están cambiando por fin.

    Thomas Hitzlsperger, un famoso futbolista alemán, salió del armario como gay en 2013. El anuncio fue acogido con un apoyo abrumador, señal de que la sociedad por fin está aceptando mejor a los homosexuales.

    Esto supone un cambio significativo con respecto a hace sólo unas décadas, cuando los deportistas, políticos y otras figuras públicas se enfrentaban a duras críticas por salir del armario. En consecuencia, muchos optaban por permanecer en el armario por miedo a destruir su carrera profesional.

    Billie Jean King, ex tenista profesional, había ganado varios títulos de Grand Slam cuando salió del armario en 1981. Ese mismo día perdió todos sus patrocinios profesionales, valorados en más de 2 millones de dólares.

    Hoy en día, incluso el mundo del deporte ha acogido a los deportistas homosexuales. Es más, la respuesta del público a la salida del armario de destacados deportistas ha sido muy positiva.

    Ciertos ámbitos profesionales suelen apoyar mucho más que otros la igualdad de derechos de los homosexuales. Mientras que los homosexuales llevan mucho tiempo ocupando puestos ejecutivos en el mundo editorial, por ejemplo, salir del armario como deportista profesional no se ha hecho hasta hace poco.

    Muchos equipos deportivos e incluso marcas deportivas como Nike se enorgullecen ahora de apoyar a los deportistas gays, alzándose contra la discriminación y el odio. Este tipo de apoyo se refleja en la sociedad, que cada vez acepta más a los deportistas abiertamente gays.

    En 2013, el clavadista olímpico británico Tom Daley salió del armario públicamente. En lugar de recibir un torrente de mensajes de odio, como temía, Daley fue acogido con mensajes positivos y de apoyo. Incluso antiguos atletas le felicitaron por su extraordinaria valentía.

    Conclusiones

    El mensaje clave de este libro:

    Salir del armario puede ser una de las experiencias más poderosas en la vida de una persona gay, pero también puede ser una de las más peligrosas. Aunque muchos países han promulgado leyes para garantizar la igualdad de derechos de los homosexuales, aún queda mucho trabajo por hacer en la sociedad, y especialmente en el lugar de trabajo. Tanto los empleados como los empresarios deben esforzarse por hacer de la oficina un espacio seguro para todos, independientemente de su orientación sexual.

    Consejos Accionables

    Cuando una persona salga del armario, sé considerado y atento.

    Si alguien confía en ti lo suficiente como para salir del armario, es importante que seas amable y considerado y, sobre todo, que honres la confianza de esa persona. Dile a esa persona que la apoyas y pregúntale cuál es la mejor manera de estar a su lado.

    Si no sabes cómo responder inmediatamente, no te asustes. Si te enfrentas a sentimientos contradictorios, en lugar de hablar precipitadamente, explica con calma que necesitas tiempo para reflexionar. Esto te dará el espacio necesario para que puedas responder a tu colega de forma racional y positiva.

    ¿Tienes algún problema?

    ¿Tienes algún comentario?

    ¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestro contenido! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

    Sugerencias más lectura: El sexismo cotidiano de Laura Bates

    El sexismo cotidiano (2014), explora por qué el sexismo está tan profundamente arraigado en la sociedad, desde las agresiones sexuales contra las mujeres hasta las marcadas diferencias en la forma de educar a niños y niñas. Este resumen muestra cómo el sexismo es perjudicial no sólo para las mujeres, sino también para los hombres; y aprenderás a combatir el sexismo para crear un mundo más pacífico y equitativo.

Add a comment

Deja un comentario

Advertisement