The Genius of Opposites

Cómo los introvertidos y los extrovertidos consiguen juntos resultados extraordinarios

Aprende por qué las asociaciones entre opuestos tienen tanto éxito.

¿Dirías que eres introvertido o extrovertido? Si no estás seguro, tal vez sea hora de averiguarlo, porque, como deja claro este resumen, tener éxito a menudo es cuestión de asociarse con tu opuesto.

Aunque la mayoría de las personas son introvertidas y extrovertidas, la mayoría de las veces son extrovertidas.

Aunque pueda resultar más fácil trabajar con alguien que es igual que tú, estas asociaciones rara vez conducen a nuevos conocimientos. En cambio, las relaciones de trabajo entre extrovertidos e introvertidos suelen dar lugar a verdaderas innovaciones.

En este resumen, aprenderás

  • por qué no hay John Lennon sin Paul McCartney;
  • la forma infalible de saber si eres introvertido o extrovertido;y
  • cómo Steve Jobs y Steve Wozniak superaron sus diferencias y cambiaron toda una industria.
  • .

Cuando los extrovertidos y los introvertidos superan sus diferencias, pueden lograr grandes cosas.

¿Qué habría hecho el introvertido John Lennon sin su extrovertido homólogo, Paul McCartney? Como demuestra su relación, los tipos de personalidad opuestos pueden crear cosas maravillosas cuando trabajan juntos.

Probablemente hayas oído una y otra vez que las personas son introvertidas o extrovertidas. Pero, ¿puedes explicar la diferencia? Es algo más que una preferencia por la soledad o la compañía. Más bien, es la forma en que recargas las pilas, por así decirlo, lo que marca la diferencia.

Si, después de pasar tiempo en un grupo grande de gente, sientes la necesidad de acurrucarte a solas durante un rato, probablemente seas introvertido. Si te sientes totalmente lleno de energía después de salir con una multitud, pero empiezas a sentirte nervioso y cansado después de pasar demasiado tiempo solo, entonces puede que seas un extrovertido. En resumen: los introvertidos extraen su energía del interior, mientras que los extrovertidos la absorben del mundo exterior.

No es de extrañar, pues, que los introvertidos y los extrovertidos no siempre estén de acuerdo. Mientras que los introvertidos pueden considerar superficiales a los extrovertidos, los extrovertidos pueden percibir a los introvertidos como esnobs o fríos. Y así, aunque muchos dúos extrovertidos-introvertidos de alto rendimiento parecen tener una gran relación de colaboración, estas relaciones a menudo se rompen por diferencias subyacentes.

Los ganadores del Premio Nobel James Watson y Francis Crick, por ejemplo, a pesar de ser totalmente diferentes, unieron sus fuerzas e hicieron el mayor descubrimiento científico del siglo XX: EL ADN. Y, sin embargo, dejaron de trabajar juntos después de esto. ¿Por qué? Porque ya no tenían un objetivo común que les ayudara a superar sus diferencias.

Aún así, es posible crear una gran dinámica de trabajo entre opuestos. Eso es lo que exploraremos en el siguiente resumen!

Descubre tu asociación evaluando tus diferencias y definiendo un objetivo común.

Juntar a introvertidos y extrovertidos es como mezclar aceite y agua. Si conoces la diferencia entre ellos y tienes algunos trucos bajo la manga, sí que es posible.

Después de establecer quién es el extrovertido y quién el introvertido, es hora de evaluar la dinámica de vuestra asociación. ¿Cómo? Comparando cómo respondéis cada uno a determinadas afirmaciones.

Estas afirmaciones serán parecidas a las que encontrarías en un test de personalidad estándar. Cosas como “Me doy cuenta de cómo se siente una persona por su lenguaje corporal” o “Estoy abierto a trabajar con clientes cuyos valores entran en conflicto con los míos.”

El grado en que respondéis a determinadas afirmaciones.

El grado en que estas afirmaciones son ciertas para cada uno de vosotros debe valorarse de “nunca” a “casi siempre”. Las áreas en las que vuestras respuestas contrasten más son áreas problemáticas en las que deberíais trabajar los dos.

¿Qué es lo que más os preocupa?

¿Y cómo se trabajan estos choques de personalidad? Siguiendo los cinco pasos que te llevan al genio de los opuestos, utilizando el acrónimo ABCDE como guía: Acepta al alienígena; Entabla la batalla; Castra al personaje; Destruye la aversión; y Cada uno no puede ofrecerlo todo.

Pasaremos por cada uno de estos pasos en el siguiente resumen, pero antes de empezar hay algo crucial para tu asociación: compartir un objetivo concreto a largo plazo.

Los legendarios opuestos Steve Jobs (extrovertido) y Steve Wozniak (introvertido) estaban unidos por el objetivo a largo plazo de llevar los ordenadores al público. Este objetivo proporcionó a la pareja la base común que necesitaban para superar sus personalidades opuestas, allanando el camino para un trabajo de colaboración revolucionario.

Así que, una vez que tengas tu objetivo común, será el momento de empezar con los cinco pasos mencionados anteriormente.

Pon en marcha tu colaboración aceptando tus diferencias y aceptando el conflicto.

“Disciplinarte para aprender cómo y por qué tu contrario ve el mundo de forma diferente es trabajo, pero el trabajo conlleva recompensas que compensan con creces tu inversión.”

Siempre nos dicen que aceptemos a los demás por lo que son. Un consejo aparentemente sencillo. Pero no es tan fácil seguirlo cuando tu compañero empieza a atacar tus ideas o a mostrarse pasivo-agresivo.

Aceptar al alien es un gran reto para los miembros de las asociaciones de colaboración. A menudo deseamos que nuestro socio funcione más como funcionamos nosotros, y a veces le presionamos para que se adapte a nuestro enfoque. Esto provoca animadversión y resentimiento. Mientras tanto, la presión de los plazos a menudo saca a relucir nuestros rasgos menos afortunados, dificultando la resolución calmada de los conflictos.

Pero intentar que tu pareja sea más como tú es sencillamente un error. Los tipos de personalidad están profundamente arraigados, así que lo mejor es aceptar a tu pareja como la persona introvertida o extrovertida que es. Si tu pareja y tú tenéis un desacuerdo, intenta comprender por qué actúa o reacciona como lo hace, aunque te resulte completamente ajeno. Si puedes hacerlo, habrás reducido tu estrés a la mitad.

Después de aceptar al alienígena que hay en tu pareja, es hora de empezar la batalla. Aunque tener conflictos puede ser desagradable, también es el camino más rápido hacia la resolución creativa de problemas. Dos cabezas piensan mejor que una, y tener otra voz que critique tus suposiciones es una de las mejores cosas de tener pareja.

La empresa de automóviles de lujo Chrysler, por ejemplo, obtuvo enormes beneficios económicos durante un periodo en el que estuvo dirigida por una gran sociedad. Los polos opuestos Robert Lutz, un extrovertido ejecutivo automovilístico, y Robert Eaton, el introvertido director general de Chrysler, acogieron los desacuerdos productivos con los brazos abiertos.

Desgraciadamente, todo esto cambió cuando Jürgen Schrempp se convirtió en Consejero Delegado tras la fusión Chrysler-Mercedes Benz. Schrempp se consideraba mejor líder que Robert Eaton, quien a su vez se guardaba sus preocupaciones. La relación fue difícil y Eaton acabó abandonando la empresa. Si no se aceptan las diferentes personalidades y no se aceptan los conflictos, las asociaciones no pueden prosperar.

Aceptar las diferencias y aceptar los conflictos son dos elementos clave para el éxito de una asociación. En el siguiente resumen, conocerás tres más.

Fortalece tu asociación con funciones claramente definidas, respeto mutuo y un enfoque orientado al equipo.

Cada persona tiene puntos fuertes que se alinean perfectamente con determinadas funciones en un equipo. ¿Cuáles son los tuyos? ¿Eres la chica a la que le encanta organizarlo todo o el chico que sabe mantener alta la moral? Si no lo sabes, ¡es hora de averiguarlo!

El tercer paso para crear una asociación brillante es elaborar el personaje. Toda asociación se beneficia de funciones y responsabilidades claras. Si nadie sabe cuáles son sus obligaciones, tu asociación no alcanzará todo su potencial.

El mercado online chino Alibaba ha logrado un éxito masivo gracias a una asociación con funciones claramente definidas. Jack Ma, fundador de Alibaba, y su equivalente corporativo, Jonathan Lu, tienen responsabilidades contrapuestas que sacan lo mejor de la empresa.

Ma es el visionario, el creativo que ve oportunidades de expansión y futuro éxito financiero. Lu es la planificadora, que convierte estas visiones en realidad profundizando en los detalles, la estructura y la organización. Juntos crearon un próspero mercado que no sólo proporciona una plataforma para subastas en línea, sino que ofrece otros servicios, como un medio para transferir fondos.

El siguiente paso en tu asociación es destruir la antipatía. Las grandes asociaciones no tienen por qué basarse en una estrecha amistad, pero al menos deben tener una base de firme respeto mutuo.

Volvamos a la asociación de Jobs y Wozniak. No eran en absoluto grandes amigos. De hecho, a menudo estaban enfrentados. Pero tenían intereses y pasiones comunes y, por ello, se respetaban. Gracias a ello, fueron capaces de alterar radicalmente el curso de la tecnología informática al tiempo que descubrían nuevas facetas de sus propias personalidades, ampliando sus visiones del mundo en el proceso.

Ahora sólo queda un paso necesario para tu asociación, y se trata de ser realista: cada uno no puede ofrecerlo todo. No podemos esperar hacer las cosas nosotros solos. A pesar de todos nuestros puntos fuertes, algunas de nuestras debilidades significan que no estamos equipados para resolver ciertos problemas. Necesitamos a nuestros socios, y nuestros socios nos necesitan a nosotros.

Conclusiones

El mensaje clave de este libro:

El choque entre introvertidos y extrovertidos no es algo que haya que evitar en las asociaciones empresariales. Al contrario, ¡es precisamente lo que debes fomentar! Si os esforzáis más por abrazar el diálogo, apoyar los puntos fuertes y equilibrar los puntos débiles de cada uno, llevaréis vuestra colaboración a su máximo potencial creativo y productivo.

Sugerimos más lectura: El líder introvertido de Jennifer Kahnweiler

Kahnweiler explora los retos específicos a los que se enfrentan los introvertidos en un mundo empresarial extrovertido. A continuación, se propone mostrar cómo los ejecutivos introvertidos pueden superar sus límites, emplear sus puntos fuertes característicos y, aun así, convertirse en grandes líderes.

¿Tienes algún problema?

¿Tienes comentarios?

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestros contenidos! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

Deja una respuesta
Related Posts