Start-up Wealth

Cómo ganan dinero en Startups los mejores inversores ángeles

Haz inversiones más inteligentes, como un inversor ángel de primera.

En los últimos años, la inversión ángel se ha convertido en una forma habitual de que las Startups obtengan financiación y pongan en marcha un negocio. Aunque los inversores ángeles no suelen tener el dinero que tienen los grandes inversores, las inversiones ángeles, por pequeñas que sean, pueden hacer realidad los sueños de un empresario.

¿Pero cómo conseguir un inversor ángel? Un buen punto de partida es saber qué tipo de inversor ángel necesitas. Y si quieres invertir tú mismo en ideas de Startup, deberías considerar qué estrategias te servirán mejor mientras buscas la próxima gran cosa.

No hay mejor lugar para empezar que echar un vistazo a las habilidades y experiencia de algunos de los inversores providenciales con más éxito que existen.

En estos artículos te explicamos cómo invertir en una empresa.

En este resumen, aprenderás

  • por qué la pasión y el empuje te llevarán lejos con un inversor de impulso;
  • cómo el primer mercado de prueba de una Startup suele ser la familia y los amigos de un inversor; y
  • por qué tener una estrategia de salida rápida es bueno tanto para el inversor como para el empresario.

Hay tres tipos de inversores ángeles; cada uno tiene sus razones para invertir.

Antes de examinar qué hace que un inversor ángel tenga éxito, definamos primero la categoría. Hay tres tipos de inversores ángeles (las personas adineradas que apoyan financieramente a las empresas Startup): inversores de impulso, inversores de valor e inversores alternativos.

Los inversores de impulso se caracterizan por confiar en el instinto y la visión. En otras palabras, su técnica de selección no implica muchos detalles ni datos concretos. Más bien, si un inversor de impulso siente una conexión con una empresa o está de alguna manera comprometido con ella, le ofrecerá su apoyo.

Brad Feld, director gerente de Foundry Group, es un destacado inversor de impulso y tiene un enfoque particular a la hora de evaluar su intuición sobre un proyecto empresarial, que exploraremos en profundidad en el siguiente resumen.

Los inversores de valor invierten en empresas que se presentan con sólidos datos financieros. David Verrill, fundador y director gerente de Hub Angels Investment Group, es un reputado inversor de valor que se toma el tiempo necesario para investigar la hoja de ingresos de una empresa antes de lanzarse a por ella. Prefiere revisar los datos de la empresa de los últimos 12 a 24 meses, lo que le ayuda a determinar si una idea empresarial acabará despegando.

Por último, los inversores alternativos quieren hacer algo más que invertir: quieren enviar un mensaje. En lugar de invertir en acciones o bonos, los inversores alternativos centran sus esfuerzos en un área empresarial específica, como la sanidad, las antigüedades o incluso el vino, para crear un impacto significativo.

Catherine Mott, fundadora de BlueTree Capital Group y BlueTree Allied Angels, es un buen ejemplo de inversor alternativo. Sus organizaciones ayudan a los emprendedores a crear empresas sólidas, centrándose en las inversiones de capital privado, para garantizar que las Startup locales reciban el apoyo financiero necesario.

Ayuda a las empresas de nueva creación.

Veamos ahora más de cerca cada categoría de inversor ángel, empezando por el inversor de impulso.

Los inversores de impulso invierten en ideas que les entusiasman y en empresarios que les atraen.

¿Te has preguntado alguna vez por qué no hay más gente como Bill Gates? La respuesta es sencilla: no todas las ideas empresariales tienen potencial. Éste es un problema con el que todo inversor en ciernes tiene que luchar.

¿Por qué?

Entonces, ¿cómo se decide qué empresas merece la pena apoyar? El inversor ángel Brad Feld, un establecido inversor de impulso, tiene unas cuantas ideas bastante buenas.

Feld cree que cualquier objetivo potencial de inversión debe ofrecer tres cosas: un empresario apasionado, una gran respuesta inicial sobre el producto y una relación a largo plazo.

En opinión de Feld, cualquier persona apasionada por su idea es un empresario con potencial. Después de todo, ¿cómo puede un líder empresarial entusiasmar a los clientes con un producto si él mismo no está entusiasmado con él? Sin embargo, como inversor, Feld cree que es crucial que el producto también le entusiasme a él.

Pero, por supuesto, incluso los productos más apasionantes pueden fracasar. Por eso, antes de realizar una inversión, Feld se asegura de que el producto se ha probado adecuadamente con el público objetivo de la empresa.

Pongamos que Feld está interesado en una Startup que vende caramelos naturales. Primero compartiría el producto con su familia y amigos, para calibrar su potencial de mercado. Si la respuesta es positiva, y la familia y los amigos de Feld consideran que falta un producto así en el mercado, es probable que Feld decida invertir.

Pero hay una prueba más que debe superar una Startup antes de que Feld se suba al consejo. Feld se pregunta si consideraría invertir en la empresa a largo plazo, aunque sólo desempeñara un pequeño papel dentro de la propia empresa.

Aquí, Feld no da demasiada importancia a la experiencia o los logros pasados de los empresarios de la Startup. Lo que más importa es el sentimiento de conexión entre la empresa y el inversor. Sólo cuando esta conexión sea sólida, y la empresa haya cumplido con éxito sus otros dos criterios, Feld decidirá invertir.

Los inversores de valor hacen números para determinar si una Startup merece la pena.

David Verrill es un inversor de valor. Primero trabajó en recaudación de fondos corporativos en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y más tarde se unió a otros inversores para fundar el Grupo de Inversión Hub Angels.

Este grupo se centra en Startups locales, eficientes en capital; es decir, empresas que utilizan gastos de capital relativamente bajos para producir resultados que son, sin embargo, grandes. Hub Angels no busca grandes visiones, sino que considera si las finanzas de una Startup muestran realmente potencial de crecimiento.

Dado que la mayoría de los fundadores de Hub Angels tienen experiencia en ciencias de la vida, el grupo invierte sobre todo en áreas como la tecnología de diagnóstico y de información sanitaria, pero evita las empresas farmacéuticas.

¿Por qué? Bueno, según la experiencia de Verrill, dichas empresas -que a menudo buscaban financiación por valor de entre 20 y 40 millones de dólares- sencillamente no eran inversiones rentables.

Hub Angels es un grupo de inversores relativamente pequeño, y podría tener dificultades si se enfrentara a inversores competidores en el campo farmacéutico. Así que Hub Angels adaptó su estrategia a su escala y sólo invierte en Startups con menores requisitos de capital.

Otra característica que hace que la estrategia de Hub Angels destaque entre otros inversores ángeles es que el grupo no sólo invierte una vez en una empresa.

Los inversores suelen ofrecer una única inversión a una Startup y ya está. Pero Hub Angels descubrió que, siguiendo atentamente las inversiones, el grupo podía invertir varias veces en determinados momentos, lo que podría aumentar los beneficios.

Un ejemplo de ello es la empresa Localytics, que permite a las aplicaciones analizar la actividad de un usuario en el teléfono móvil y generar anuncios específicos dentro de la aplicación. Hub Angels participó en dos rondas de inversión de la empresa. Gracias a su éxito inicial, Localytics ha recaudado desde entonces 16 millones de dólares de otras empresas de capital riesgo.

Al igual que otras Startups de éxito, Localytics llegará pronto a un punto en el que ya no necesitará la ayuda de Hub Angels. Llegados a este punto, ¡el trabajo del inversor ángel está hecho!

Tanto el inversor como el fundador también pueden beneficiarse de las relaciones de inversión a corto plazo.

David Bangs se convirtió en inversor ángel en 2007, cuando se unió al grupo de inversión Northwest Energy Angels. Típico inversor alternativo, Bangs invierte en tecnología limpia y también tiene ideas claras sobre lo que constituye una buena inversión.

David Bangs se convirtió en inversor ángel en 2007, cuando se unió al grupo de inversión Northwest Energy Angels.

Bangs cree que, como buen inversor, debes tener una estrategia que te proporcione a ti y a tu dinero una salida rápida. Pero, ¿qué ocurre si una empresa simplemente no parece estar preparada para tal contingencia? Hay alternativas. Bangs suele sugerir la compra de parte de las acciones de la empresa, pero sólo con la condición de que los propietarios de la empresa recompren tus acciones a un precio acordado si decides que quieres salir.

Así que si Bangs quisiera abandonar un acuerdo en curso para invertir en otra Startup, por ejemplo, su condición preacordada le permitiría acceder rápidamente a su dinero, lo que es mucho más rápido que tener que encontrar otro comprador que se haga cargo de sus acciones.

Esta sencilla estrategia es muy ventajosa no sólo para los inversores, sino también para los fundadores, aunque quizá te preguntes por qué un empresario aceptaría un trato así.

Muchas empresas aprecian la oportunidad de recomprar un porcentaje determinado de acciones, siempre que este porcentaje sea inferior al margen de la empresa. Este acuerdo ofrece la ventaja de una mayor participación en la propiedad y la posibilidad de una mayor salida, si los propietarios de la empresa deciden vender.

Para ilustrar esto, imaginemos una Startup con un margen del 40 por ciento. Si la empresa destinara el 5% de sus beneficios a recomprar acciones, tendría un margen efectivo del 35%. Esto, a su vez, ¡es un resultado atractivo para los accionistas!

Considera la posibilidad de unir fuerzas con otros inversores ángeles para ayudarte a mantener los pies en el suelo.

Ahora sabemos cómo evalúan los inversores ángeles los posibles objetivos de inversión y deciden destinar fondos a una inspiradora empresa Startup. Las estrategias y principios de un inversor ángel le permiten tomar decisiones con eficacia.

Pero a veces, no es tan fácil tomar la decisión solo. Es entonces cuando necesitas a otros inversores a tu alrededor.

Catherine Mott, inversora alternativa, forma parte de un grupo de ángeles. He aquí por qué:

Imaginemos que te entusiasma la idea de un emprendedor. No puedes esperar a ayudarle a entrar en el mercado, y estás encantado de haber encontrado una oportunidad tan grande. Pero, ¿hasta qué punto es realmente genial la idea? Es probable que en tu entusiasmo hayas pasado por alto algunos problemas clave.

Aquí es donde entran en juego otros inversores ángeles. Pueden ofrecerte opiniones críticas que te devuelvan a la realidad, permitiéndote tomar una decisión más racional e informada.

Catherine Mott presta especial atención a la capacidad de gestión de las Startup. Se asegura de que los fundadores de Startups actúen con la diligencia debida; quiere estar segura de que están realmente preparados para el mercado.

Como parte de este proceso, Mott evalúa las aptitudes del jefe de equipo. ¿En qué medida se adapta la persona al papel? ¿Acepta las críticas? ¿Ayuda a que el equipo funcione sin problemas? Si se puede responder afirmativamente a estas preguntas, entonces el equipo está preparado para el mercado.

Pero aún no hemos terminado. A continuación, Mott examina el mercado objetivo, a la luz del modelo de negocio o producto. Este proceso dura entre cuatro y seis semanas, dependiendo de la calidad del equipo.

Aunque lleva tiempo, esta fase es importante, ya que reduce el riesgo de fracaso. Y la Startup también sale ganando, ya que Mott siempre está ahí para garantizar que la estrategia financiera de la empresa es sólida y sostenible.

Conclusiones

El mensaje clave de este libro:

Como inversor ángel, necesitas llevar a cabo la diligencia debida, probando a fondo tu objetivo de inversión y obteniendo una segunda opinión de otros inversores para tomar decisiones acertadas y lucrativas. Mientras que los inversores de impulso se basan en la conexión y la intuición, los inversores de valor se ciñen a los números a la hora de decidir qué Startup ganará la ronda de financiación. Los inversores alternativos invierten en una causa en la que creen, creando un impacto positivo.

Consejos Accionables:

Hasta los ángeles necesitan un mentor.

Si quieres empezar a invertir, es una buena idea que te busques un mentor de inversiones. Esta persona experimentada puede proporcionarte información privilegiada y consejos. Especialmente si no estás familiarizado con un área de inversión concreta, tu mentor puede ponerte las cosas en su sitio y evitar que inviertas capital en una idea o proyecto que podría no salir bien.

¿Qué opinas?

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestros contenidos! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

Sugerencias más lecturas Lectura: Lo que todo inversor ángel quiere que sepas de Brian S. Cohen y John Kador

Lo que todo inversor ángel quiere que sepas(2013) ofrece a los empresarios de Startup consejos sobre qué buscar en un inversor y cómo conseguir que un “ángel” invierta. Con una preparación sólida y una buena comprensión de lo que motiva a un inversor, cualquier empresaria puede conseguir financiación para su próxima gran idea.

Deja una respuesta
Related Posts

Launch

La fórmula secreta de un millonario de Internet para vender casi cualquier cosa por Internet, crear un negocio que te encante y vivir la vida de tus sueños