Job U

Cómo encontrar riqueza y éxito desarrollando las habilidades que las empresas realmente necesitan

Descubre por qué aprender es mucho más que ir a la universidad.

Todo el mundo sabe que si quieres salir adelante en la vida, tienes que ir a la universidad. Ningún empleador en su sano juicio contrataría a alguien sin un título universitario: ¡alguien así debe de ser idiota!

Si piensas así, tienes que ir a la universidad.

Si piensas así, puede que te lleves un buen susto.

Job U
SPONSOR

Los empresarios de muchos de los sectores de más rápido crecimiento en Estados Unidos no buscan licenciados universitarios. Lo que buscan son las aptitudes específicas necesarias para funciones concretas, y personas con buena experiencia. Para ellos, un título universitario es peor que inútil.

Entonces, ¿qué deberías hacer en su lugar? Este resumen te muestra las alternativas a la universidad que no cuestan un ojo de la cara y que te dan las habilidades que necesitas para encontrar el trabajo que quieres.

En estos resúmenes descubrirás

  • por qué ni siquiera necesitas salir de casa para obtener una educación; y
  • por qué la deuda estudiantil podría hundir la economía estadounidense
  • .

La educación universitaria no es el mejor camino hacia el futuro mundo laboral.

¿Tienes hijos? Si es así, seguro que cuando acaben el instituto te gustaría que fueran a la universidad. Un título universitario les dará la mejor oportunidad de conseguir un buen trabajo con un salario alto, y eso es un hecho. ¿O no?

Tal vez te sorprenda saber que cada día se crean puestos de trabajo que no requieren estudios universitarios. De hecho, según una previsión del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, sólo el 27% de los nuevos empleos que se generarán de 2014 a 2024 requieren estudios universitarios. Además, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. prevé que de las 20 ocupaciones que se espera que creen más puestos de trabajo nuevos de 2012 a 2022, sólo una de ellas -la dirección general y de operaciones- requiere una licenciatura.

Por tanto, si continuamos creando nuevos puestos de trabajo, sólo el 27% de los nuevos empleos que se generarán de 2014 a 2024 requerirán estudios universitarios.

Por tanto, si seguimos imponiendo a nuestros hijos la norma de la educación universitaria, puede que más adelante se encuentren luchando por puestos de trabajo en los que su título ya no sea relevante. Y no sólo los licenciados de dentro de una década se encontrarán en paro: los problemas ya han empezado. La tasa de desempleo de los licenciados universitarios menores de 25 años fue del 8,2% en 2013, frente al 5,4% de 2007.

Entonces, si una educación universitaria ya no puede asegurar un empleo, ¿qué puede hacerlo?

Hay dos claves para encontrar un trabajo hoy en día: las habilidades técnicas y la experiencia laboral. Las industrias de rápido crecimiento, como el mundo de la tecnología, requieren que tengas tanto los conocimientos técnicos como, en la medida de lo posible, experiencia en el mundo real. La mayoría de los títulos universitarios no te dan ni lo uno ni lo otro.

De este modo, los trabajadores que no fueron a estudiar a las universidades tradicionales están cada vez mejor que los que sí lo hicieron. Por ejemplo, en Florida y Virginia, los graduados con titulaciones técnicas u ocupacionales de asociado ganan actualmente casi 2.500 dólares al año más que los licenciados del estado.

Así que las estadísticas muestran alto y claro que un título universitario puede no beneficiarte como individuo. Pero, ¿sabías que también perjudican a la sociedad? Sigue leyendo el siguiente resumen para saber por qué.

Obligar a todo el mundo a ir a la universidad creará una sociedad desequilibrada y llena de deudas.

Con una mano de obra que cambia tan rápidamente, la mentalidad de nuestra sociedad de “universidad para todos” no sólo es engañosa para muchos licenciados que buscan empleo: esta mentalidad también perjudicará a la sociedad en su conjunto. Pero, ¿cómo?

Debido a que promovemos un título universitario por encima de todo lo demás, se ha producido una notable disminución de los cursos de formación profesional y técnica. Por ejemplo, ante el déficit presupuestario de 2013, el Sistema Escolar Unificado de Los Ángeles programó la eliminación de casi todas sus clases de taller para finales de año. Es decir, alrededor de 600.000 estudiantes se quedaron sin formación profesional.

Aunque una decisión así podría ahorrar dinero a corto plazo, no dejará de crear complejos problemas para nuestro futuro, ya que los empleos que requieren conocimientos técnicos encuentran cada vez menos empleados potenciales para cubrirlos. De hecho, la mano de obra cada vez menos productiva que nos quedará costará mucho más a la sociedad.

Otro coste alarmante en el horizonte es nuestra deuda estudiantil, que se dispara. Hoy en día, la mayoría de los estudiantes que acuden a la universidad piden un préstamo estudiantil con la esperanza de poder devolverlo cuando ganen salarios más altos.

Sin embargo, estos salarios más altos están lejos de estar garantizados. De hecho, es muy poco probable que muchos estudiantes puedan pagar sus préstamos. Esto tiene enormes consecuencias, no sólo para los estudiantes, sino para nuestra economía.

A principios de 2014, la deuda de los préstamos estudiantiles estadounidenses ya superaba el billón de dólares y iba en aumento. Eso la situaba muy por encima de la deuda total de las tarjetas de crédito de EEUU, convirtiendo los préstamos estudiantiles en la mayor categoría de crédito sin garantía. Si toda una generación de estudiantes es incapaz de pagar estos préstamos, asistiríamos a una crisis económica peor que el colapso de las hipotecas de alto riesgo que condujo a la crisis financiera de 2008.

La vida de hoy en día es más difícil que nunca.

Hoy en día, la vida después del instituto parece un campo de minas. Si la universidad no es el mejor camino para los jóvenes, o para la sociedad en la que viven, ¿cuál es? Sigue leyendo para explorar las alternativas en el siguiente resumen.

Los aprendizajes te apoyarán en tu camino hacia un trabajo de altos ingresos.

¿Quieres obtener una educación que ha demostrado ser práctica durante miles de años? Considera un aprendizaje. En el mundo clásico, los jóvenes aprendían su oficio en el trabajo junto a expertos. Sin embargo, cuando se impuso la “universidad para todos”, el aprendizaje pasó a un segundo plano.

Sin embargo, los beneficios del aprendizaje son muchos, y con nuestro mundo laboral cada vez más precario, puede que haya llegado el momento de volver a poner al aprendiz en primer plano.

Primero, adivina qué grupo produce más abandonos: ¿los aprendices o los universitarios? Si pensabas que los universitarios tenían menos probabilidades de abandonar, ¡te equivocas!

La relación profesional entre aprendiz y mentor es increíblemente personal, desafiante e inspiradora. Los aprendices se encuentran inmersos en un intercambio constante de ida y vuelta que implica resolver problemas y recibir comentarios del mentor. Y, si alguna vez un aprendiz se siente perdido o incapaz de manejar la carga de trabajo, siempre tendrá a alguien con quien hablar.

Compara esta situación con la de un estudiante universitario que se las arregla solo, sin nadie a quien acudir en caso de crisis, y verás por qué un aprendiz tiene más posibilidades de terminar sus estudios

No es sólo un aprendiz.

No sólo los estudiantes que abandonan los estudios pueden beneficiarse de un aprendizaje. Los países que animan a los jóvenes a hacer prácticas son significativamente más productivos que los países donde se promueve ciegamente la universidad.

Cuando el ex primer ministro británico Tony Blair preguntó a la canciller alemana Angela Merkel por qué la economía de su país era tan fuerte, su respuesta fue breve y sencilla: “Seguimos fabricando cosas”. ¿Y detrás de esta respuesta tan segura? El aprendizaje.

Los programas de aprendizaje y de formación profesional más amplios de Alemania proporcionan empleados adecuados a la mano de obra real. No es de extrañar que tres de cada cuatro estudiantes alemanes de secundaria realicen prácticas. Como resultado, el desempleo juvenil en Alemania fue del 7,7 por ciento en 2014, frente al 14,4 por ciento en Estados Unidos y un 19,7 por ciento aún mayor en el Reino Unido.

Los títulos asociados pueden reducir tu deuda y aumentar tus oportunidades laborales.

¿No sería estupendo obtener una gran parte de la enseñanza que se obtiene con un título universitario, pero por una fracción del precio y además con más posibilidades de encontrar trabajo? No, no es sólo una fantasía, es algo muy real llamado titulación asociada.

Las titulaciones de grado medio son cursos de dos años de duración, que se suelen cursar en una universidad pública o técnica, y que combinan elementos del aprendizaje académico tradicional con habilidades profesionales específicas, como las que necesita un ingeniero, un técnico de laboratorio o una comadrona.

¿Por qué hacer una titulación de grado medio?

Entonces, ¿por qué hacer un grado asociado? En primer lugar, es económico. Según un estudio del Consejo Universitario, el coste medio de una diplomatura de dos años en Estados Unidos es de unos 6.300 $. Pero la matrícula y las tasas de los programas de licenciatura de cuatro años en instituciones públicas estatales cuestan unos 34.000 $ y la friolera de 116.000 $ en instituciones privadas.

Las titulaciones universitarias no sólo son buenas para tu bolsillo, sino también para tu futuro. Las investigaciones demuestran que muchos titulados de grado medio tienen mejores perspectivas de empleo que sus homólogos universitarios, y un tercio de ellos comienzan sus carreras con salarios más altos.

Esto se debe a que las titulaciones de grado medio se ofrecen en una amplia gama de áreas de especialización, como aviación, tecnología informática, diseño biomédico, diseño paralegal y docenas más. Los titulados de grado medio con aptitudes profesionales en un área específica son mucho más atractivos para los empresarios que los titulados universitarios con aptitudes más abstractas y habilidades puramente académicas.

Por tanto, si quieres conseguir un título universitario de grado medio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Así que si quieres un trabajo mejor y menos deudas, un grado asociado es una opción inteligente. Sin embargo, requieren que estudies a tiempo completo. Si buscas una opción a tiempo parcial, estás de suerte, ya que el siguiente resumen esboza un camino alternativo.

Estudia de forma flexible, gratuita e incluso desde casa con un Curso Online Masivo y Abierto.

Si los títulos asociados te parecen una gran opción, pero no puedes completar uno debido a tus compromisos laborales, ¡no desesperes! Existe una forma de estudiar una carrera sin renunciar a tu trabajo, e incluso hay un acrónimo encantador para ello: conoce los MOOC.

Los MOOC, o cursos masivos abiertos en línea, te ofrecen una amplia gama de vías de estudio que van desde la teoría a las habilidades técnicas y las asignaturas prácticas. Espera, ¿materias prácticas? ¿Realmente se puede enseñar eso en línea?

¡Claro que puedes! Una de las asignaturas basadas en habilidades más populares es un curso llamado “Ciencia y Cocina: De la Alta Cocina a la Ciencia de la Materia Blanda”. Es un poderoso ejemplo de cómo incluso las habilidades más prácticas pueden enseñarse virtualmente. Después de todo, ¿qué puede ser más tangible que los olores y sabores de la comida?

Un MOOC hace algo más que ofrecerte una gran variedad de opciones de estudio: estas titulaciones democratizan todo el sistema de educación de élite. Piénsalo: Un título universitario increíblemente caro parece “valer la pena” por el prestigio que conlleva estudiar en una universidad determinada.

Pero con los MOOCs, la educación de élite es más barata.

Pero con los MOOC, este mito se rompe. La calidad de la enseñanza es magnífica, es gratuita y ni siquiera tienes que salir de casa. A través de los MOOCs, una gran educación está al alcance de todos, sin importar tu posición económica.

Y si aún no estás convencido de que deberías cambiar tu sueño universitario por un MOOC, piensa en la flexibilidad. Como estudiante de un MOOC y empleado en tu trabajo, puedes emprender tus estudios en cualquier lugar y en cualquier momento.

Y, además, puedes estudiar en cualquier lugar y en cualquier momento.

Y puedes aprender cualquier curso que desees, independientemente de tu formación académica. De este modo, los MOOC pueden incluso ayudar a los trabajadores a capacitarse en una profesión diferente para cambiar su vocación actual sin tener que dejar antes su trabajo.

Conclusiones

El mensaje clave de este libro:

A pesar de lo que hayas oído, la universidad no es para todo el mundo. Esta actitud no sólo te perjudicará a ti, sino al conjunto de la población activa. Sin embargo, las elevadas tasas de desempleo, subempleo y abandono escolar pueden resolverse explorando muchos caminos hacia una vida laboral satisfactoria y de éxito que te llevarán más lejos de lo que jamás podría hacerlo un título universitario.

Consejos Accionables:

Consejos Accionables:

Consejos Accionables:

Consejos Accionables.

¡Decide por ti mismo!

¿Así que ha llegado el momento de que decidas qué quieres hacer con tu vida y todo lo que oyes de tus amigos, familia y medios de comunicación es universidad, universidad, universidad? Da un paso atrás para considerar lo que quieres. Si no estás seguro sobre la universidad, echa un vistazo a tus opciones: ¡tienes muchas! Luego decide qué es lo mejor para ti.

Sugerencias lectura complementaria: Startup of You de Reid Hoffman y Ben Casnocha

La Startup de ti es una guía sobre cómo puedes aprovechar las estrategias utilizadas por las Startups en tu propia carrera: ser adaptable, establecer relaciones y buscar oportunidades de éxito.

La Startup de ti es una guía sobre cómo puedes aprovechar las estrategias utilizadas por las Startups en tu propia carrera: ser adaptable, establecer relaciones y buscar oportunidades de éxito.

En un mundo en el que sectores enteros están siendo asolados por la competencia global y las trayectorias profesionales tradicionales se están convirtiendo rápidamente en callejones sin salida, todo el mundo necesita esforzarse como un emprendedor.

¿Qué opinas?

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestro contenido! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

Add a comment

Deja un comentario

Advertisement