Conviértete en un líder del futuro y florece en un mundo incierto.

¿Qué se necesita para ser un gran líder? ¿Qué habilidades necesitas? ¿Qué enfoque adoptar?

Antaño, responder a estas preguntas era relativamente sencillo. Nuestro mundo era considerablemente más estable, y una empresa podía desarrollar un plan a diez años con objetivos finales claros, y luego simplemente ceñirse a ese plan. Los líderes podían concentrarse en idear estrategias y hacer que la gente las ejecutara sin preocuparse demasiado por los obstáculos imprevistos.

Desgraciadamente, este enfoque de liderazgo ya no sirve. Vivimos en un mundo de incesante incertidumbre política, social y económica, que afecta a empresas de todos los tamaños, desde las grandes corporaciones hasta las incipientes Startup.

No sólo eso, sino que también afecta a las grandes empresas.

No sólo eso, sino que la sociedad global está experimentando una enorme revolución digital y de la IA. Si los líderes quieren que sus empresas sobrevivan a estos tiempos de incertidumbre, tendrán que tomar las riendas de su propio destino y convertirse en forjadores de su propio futuro.

En este resumen, aprenderás

    .

    • los fundamentos del liderazgo forjador del futuro;
    • cómo ser un líder con visión de futuro;
    • cómo ser un líder con visión de futuro
    • cómo olvidarse de los detalles insignificantes, ver el panorama general y establecer objetivos claros; y
    • por qué cultivar la resiliencia es fundamental para el éxito de la empresa.
    • por qué cultivar la resiliencia es bueno para los negocios
    • .

    Vivimos en un mundo incierto y las empresas están amenazadas.

    Quizás no haga falta decirlo, pero el mundo en que vivimos es cada vez más inestable. A veces, resulta abrumador ver las noticias de la mañana, con sus titulares sobre el cambio climático, la corrupción, el terrorismo, el populismo y otros males mundiales.

    Además de esta inquietante inestabilidad, los rápidos avances tecnológicos lo están cambiando todo.

    Éste es el mensaje clave: Vivimos en un mundo incierto, y las empresas están amenazadas.

    La sociedad mundial está entrando en la cuarta revolución industrial, una era definida por nuevos avances científicos y tecnológicos. Estos avances incluyen la inteligencia artificial (IA), la tecnología blockchain y la medicina de precisión, cada una de las cuales está transformando nuestro mundo de diversas formas.

    Para empezar, estas nuevas tecnologías están desestabilizandoindustrias. Por ejemplo, la aparición de bancos digitales en el sector financiero ha obligado a los bancos tradicionales a mejorar sus servicios en línea para poder competir.

    También está la IA -los coches autoconducidos, por ejemplo-, que está desafiando y cambiando nuestra forma de vivir y trabajar.

    Aunque la revolución digital promete infinitas oportunidades para las empresas, también ha creado una sensación de inestabilidad global. La tecnología es un territorio inquietante: plantea nuevos riesgos, suscita preocupaciones éticas y sirve de recordatorio de la imprevisibilidad del futuro.

    Por eso, ser líder en 2020 es más difícil que nunca. Los directores generales y los equipos de gerentes se encuentran en lo que el autor denomina “alerta de amenaza constante”, en la que tienen que anticiparse a los cambios, ser creativos y pivotar constantemente para mantener sus empresas a flote.

    Por ejemplo, muchas empresas de capital fijo y de capital fijo se han visto obligadas a hacer frente a una serie de desafíos.

    Por ejemplo, muchas tiendas físicas han puesto sus productos a la venta en Internet para adaptarse a los hábitos de compra digital de sus clientes. Y las tiendas que no lo han hecho pronto podrían verse fuera del negocio.

    El problema es que, si eres un líder en constante alerta de amenaza, nunca tendrás tiempo para dar un paso atrás y aprender las habilidades de liderazgo que te ayudarán a navegar por el implacable y siempre cambiante entorno empresarial de hoy en día.

    Para que las empresas sobrevivan a estos cambios, es necesario que sean capaces de adaptarse a las nuevas tecnologías.

    Para que las empresas sobrevivan a estos tiempos de incertidumbre, necesitarán que sus líderes tomen el control, capaciten a sus equipos y se mantengan firmes ante los desafíos abrumadores.

    Para ser un líder que modele el futuro, tienes que definir tu visión a largo plazo.

    Empecemos con la historia de un gran líder de la historia.

    Para ser un líder que modele el futuro, tienes que definir tu visión a largo plazo.

    Empecemos con la historia de un gran líder de la historia.

    A principios de la década de 1960, el presidente Americano John F. Kennedy tuvo una visión. En una simple frase, Kennedy comunicó lo que quería conseguir: “Poner un hombre en la luna al final de la década”

    .

    La visión de Kennedy era ciertamente ambiciosa. Pero no fue eso lo que la hizo eficaz. Léelo de nuevo. No hay ambigüedad, no se habla vagamente de “el futuro”. Kennedy no sólo dejó claro qué quería hacer, sino también cuándo quería hacerlo. Sí, su objetivo era ambicioso. Pero, lo que es más importante, era específico.

    He aquí el mensaje clave: Para ser un líder que modele el futuro, debes definir tu visión a largo plazo.

    Lo que Kennedy podría haber llamado una “visión”, el autor lo denomina un resultado futuro preferido, o preferible para abreviar. Y, como acabas de aprender, al identificar los preferibles para tu empresa, la clave es ser específico. Por ejemplo, no sirve de nada decir que quieres “cambiar el mundo” o “marcar la diferencia”. Estos objetivos son demasiado amplios. ¿Por dónde empezarías siquiera?

    Todos estos consejos pueden parecer obvios. Pero te sorprendería saber cuántos líderes establecen objetivos vagos que hacen que sus empleados se sientan confusos sobre el objetivo que persiguen. Esto se debe principalmente a que los líderes están tan obsesionados con los detalles -resolver los problemas cotidianos y planificar para el peor de los casos- que no tienen en cuenta el panorama general.

    Si esto te suena a ti, intenta hacer una pausa por un momento. Da un paso atrás y pregúntate por qué eres un líder. ¿Qué te motivó a ocupar un puesto de liderazgo? ¿Qué impacto a largo plazo intentas tener? ¿Cómo puedes medir tu éxito?

    Henry Ford, el fundador de Ford Motor Company, es un buen ejemplo de líder con respuestas sólidas a estas preguntas de gran calado. Desde el principio, tuvo en mente un objetivo claro y preferente: proporcionar movilidad asequible a las masas. También sabía por qué quería lograr este objetivo: le importaba profundamente construir un automóvil que fuera adecuado para todos.

    Si tú, como Ford, puedes identificar un objetivo preferente y exponer por qué quieres conseguirlo, entonces tus empleados siempre sabrán para qué están trabajando y por qué. Y tú tendrás el tiempo y el espacio mental para reunir tus recursos y marcar el camino.

    La mejor forma de averiguar tus objetivos es idear sin límites.

    Imagina que eres un artista sentado frente a un caballete. Ante ti hay un lienzo en blanco y, a tu derecha, una colección de pinturas y pinceles. En este momento, no hay reglas: puedes pintar lo que quieras. Es esta libertad -el potencial ilimitado de ese lienzo en blanco- lo que permite a los artistas ser creativos.

    Al igual que los artistas, los futuros creadores que buscan soluciones creativas también necesitan libertad. De hecho, cuando te plantees cuál es tu visión del futuro, lo mejor es dejar volar tu imaginación y dejar a un lado tus preocupaciones sobre cómo la llevarás a la práctica.

    Libertad.

    Éste es el mensaje clave: La mejor forma de averiguar tus objetivos es idear sin límites.

    Este enfoque ha generado muchas ideas revolucionarias. Tomemos el ejemplo de los coches autoconducidos. La idea de que un automóvil pudiera conducirse solo sin una persona al volante era, al principio, sólo un resultado deseable. Ahora, los coches sin conductor están a punto de convertirse en una realidad generalizada.

    También podemos buscar ejemplos en la inteligencia artificial. Antes, los robots no eran más que una idea fantasiosa, pero hoy los robots humanoides funcionan como terminales de atención al cliente en los aeropuertos e incluso como presentadores de noticias en China.

    Esto demuestra que, cuando imaginas cuál es tu destino y dejas de lado temporalmente tus preocupaciones sobre cómo llegar a él, te das la libertad de imaginar las posibilidades más descabelladas.

    Imaginativas.

    La libertad imaginativa es crucial. Pero no te llevará lejos a menos que también alimentes tu imaginación. Y esto requiere salir de tu propia “cámara de eco” y aceptar nuevos puntos de vista.

    Puedes conseguirlo encontrando formas de conocer a personas de diferentes culturas, sectores y entornos profesionales, y escuchando atentamente sus ideas y experiencias.

    Lo siguiente: toma nota del espíritu de la época. Considera qué pautas y tendencias están surgiendo en todo el mundo, y sigue de cerca lo que quieren los consumidores. Además, mantente al día de las últimas innovaciones tecnológicas. Aprovechar las nuevas ideas en cuanto surgen te ayudará a mantenerte a la vanguardia.

    Como consejo final, reserva un rato al día para despejar tu mente y permitirte soñar despierto. Con la mente despejada y el lienzo en blanco, y la libertad de crear sin más, puede que se te ocurra tu mejor idea hasta la fecha.

    Para ganarse el apoyo, los líderes deben comunicar una visión clara y proporcionar una hoja de ruta sobre cómo llegar a ella.

    A principios de los 90 y en las décadas anteriores, el mundo de los negocios tenía un aspecto muy distinto al actual. Por aquel entonces, era típico que los líderes empresariales se sentaran a la cabeza de una larga mesa de juntas, dando instrucciones y asignando tareas. Los líderes eran los reyes -o reinas- de su dominio corporativo.

    Este modelo ha cambiado por completo. Hoy en día, el antiguo estilo de liderazgo de “mando y control” ya no funciona. Esto se debe a dos razones. En primer lugar, los empleados tienen más poder, educación y autonomía que nunca. En segundo lugar, las jerarquías empresariales tradicionales se han aplanado. En otras palabras, las empresas funcionan menos como monarquías y más como democracias.

    ¿Qué significa esto para los líderes? Bueno, si quieres convertir lo que prefieres en resultados, necesitarás el apoyo de un buen equipo, pero tendrás que ganarte ese apoyo.

    Los Líderes: Los Líderes.

    Éste es el mensaje clave: Para ganarse el apoyo, los líderes deben comunicar una visión clara y proporcionar una hoja de ruta sobre cómo llegar a ella.

    Por tanto, ¿cómo te ganas el apoyo de un buen equipo?

    Entonces, ¿cómo te ganas el apoyo?

    Empieza por exponer lo que prefieres. De forma clara y concisa, explica qué es y por qué es importante que la empresa lo consiga. Intenta mostrar a tus seguidores potenciales un ejemplo de la vida real de lo que intentas conseguir. Tal vez tengas un ejemplo existente de otro sector que puedas utilizar, o quizá puedas inventarte uno para ilustrar lo que pretendes conseguir.

    Tienes que explicar claramente qué es y por qué es importante para tu empresa conseguirlo.

    Debe quedar absolutamente claro cómo cambiará la empresa si consigues tu objetivo preferente, y por qué ese cambio será para mejor.

    Recuerda utilizar imágenes impactantes para animar tu discurso. Las investigaciones han demostrado que es más probable que la gente se deje persuadir por algo que pueda visualizar. Las historias en las que intervienen personajes identificables harán que tu preferido sea más fácil de entender e inspirará a tus oyentes.

    Ahora que hemos hablado de cómo comunicar el “qué”, echemos un vistazo a las formas de comunicar el “cómo”

    Para empezar, tendrás que dar a tus seguidores un plan paso a paso de cómo lograr el resultado deseado. También tendrás que comunicar qué recursos necesitarás para que te apoyen en este proceso, ya se trate de financiación adicional, equipos o mano de obra.

    Una cosa clave que hay que recordar es que la gente se resiste al cambio a menos que esté segura de que el resultado del cambio merecerá la pena. Así que en lugar de abrumar a la gente con tu entusiasmo, permíteles absorber tus ideas, hacer preguntas y pensar en cómo pueden apoyarte.

    Construye un equipo creativo y resistente mediante la diversidad y la inclusión.

    Imagina dos equipos. Uno es diverso. Está formado por hombres y mujeres, negros y morenos, jóvenes y mayores. El otro equipo es homogéneo: un grupo de hombres, la mayoría blancos, todos de unos 40 años. A algunas personas les parecerá sorprendente, pero el equipo diverso supera sistemáticamente al homogéneo, a pesar de que sus miembros tienen muchos menos puntos en común. ¿Por qué?

    He aquí el mensaje clave: Construye un equipo creativo y resistente a través de la diversidad y la inclusión.

    Antes de explorar por qué la diversidad mejora el rendimiento, hablemos de lo que es la diversidad.

    Si trabajas en una gran empresa corporativa, probablemente estés familiarizado con el término diversidad e inclusión. Esta frase describe las estrategias y prácticas que una empresa tiene en marcha para apoyar un lugar de trabajo inclusivo. Por ejemplo, la empresa puede tener iniciativas para aumentar la proporción de mujeres en puestos de alta dirección, o puede impartir talleres sobre cómo reducir los estereotipos en el trabajo.

    Cuando se trata del proceso de contratación, contratar para la diversidad significa contratar a personas de diferentes razas, etnias, géneros, orientaciones sexuales e incluso niveles educativos, lo que debería ser una prioridad en la agenda de cualquier empresa para garantizar la igualdad.

    La mayoría de las personas estarían de acuerdo en que la empresa es un lugar de trabajo inclusivo.

    La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que la igualdad es algo bueno. Pero ¿por qué es buena para las empresas? Bueno, hay dos razones. En primer lugar, los equipos diversos tienden a ser más resistentes. Al igual que una persona que ha vivido muchas experiencias está mejor preparada para afrontar lo inesperado, un equipo diverso tiene más probabilidades de contar con las herramientas necesarias para hacer frente a la inestabilidad y el cambio. En segundo lugar, los equipos diversos tienden a ser más innovadores. Esto se debe a que las personas de diferentes culturas y con diferentes experiencias amplían el abanico de ideas de una empresa y mejoran su capacidad para resolver problemas.

    Por tanto, tener un equipo diverso es más eficaz que un equipo heterogéneo.

    Así pues, tener un equipo diverso es sin duda algo positivo, pero, por desgracia, no puede conseguirse de la noche a la mañana.

    La diversidad es un factor clave en el éxito de una empresa.

    Los líderes tendrán que esforzarse por integrar la inclusión en sus prácticas de contratación. También tendrán que fomentar una cultura de equipo que sea fundamentalmente propicia para acoger nuevas ideas. Una forma de hacerlo es fomentar la comunicación abierta en el lugar de trabajo y permitir que todos los presentes en la sala hablen y ofrezcan su opinión.

    La diversidad es un factor importante en la vida de una empresa.

    Y lo que es más importante, la diversidad y la inclusión no deben considerarse simplemente como un “proyecto especial” o una iniciativa de RRHH que es bueno tener. Por el contrario, los líderes deben considerar la inclusión como una parte esencial de su estrategia empresarial.

    Cultiva las conexiones para establecer tu plataforma.

    Conoce a Sanjay. Es un alto gerente de préstamos comerciales en un banco, y ha tenido una idea brillante. Sanjay ha observado que su banco se siente cómodo prestando dinero a empresas más grandes, pero no está dispuesto a financiar a emprendedores. Plenamente consciente de que Apple y otras grandes empresas mundiales empezaron como pequeñas Startups necesitadas de capital, Sanjay decide que quiere incubar un “banco de emprendedores para emprendedores”

    Pero entonces Sanjay se da cuenta de que su banco no está dispuesto a financiar a los emprendedores.

    Pero entonces Sanjay se encuentra con un problema: un problema de plataforma.

    Éste es el mensaje clave: Cultiva las conexiones para establecer tu plataforma.

    Si quieres poner en marcha tu idea de futuro, tendrás que encontrar la forma de hacer oír tu voz. La mejor forma de hacerlo es establecer lo que el autor denomina una plataforma. ¿Qué es exactamente una plataforma? Imagina que das un discurso en público. Necesitas un escenario, un lugar donde la gente pueda verte y oírte.

    Bueno, tu plataforma es tu escenario.

    ¿Cómo se construye una plataforma? Bueno, el primer paso es establecer contactos. Esto implica identificar a las personas que pueden ayudarte a facilitar tu visión de futuro y, a continuación, trabajar para establecer una buena relación con ellas. Si no lo haces, es posible que tu idea ni siquiera llegue a escucharse.

    Y eso nos lleva de nuevo a Sanjay y a su problema de plataforma. No tenía contactos que le ayudaran a hacer realidad su idea. Aunque conocía el nombre del director general del banco para el que trabajaba, no podía nombrar a ninguno de los líderes de la empresa del nivel inmediatamente inferior.

    En este punto, Sanjay deseaba haber invertido más tiempo en fomentar una buena relación con su jefe, con el jefe de su jefe y con otras personas influyentes de la organización. No importaba mucho que tuviera una gran idea porque no disponía de una plataforma donde compartirla.

    Por tanto, potencia tu capacidad de liderazgo.

    Así que potenciar tu red desde el principio es crucial para que se escuchen tus ideas. Empieza por pensar con quién quieres conectar y por qué, y qué habilidades o conexiones tienes que puedan beneficiarles. La clave está en demostrar que puedes aportar valor a esa persona. Entonces puede que te ayuden a poner en marcha tu idea.

    Ser un líder feliz y lleno de energía crea una atmósfera óptima para un gran trabajo.

    Como líder, siempre tendrás un equipo de personas que dependen de ti para que les dirijas. Si no estás entusiasmado con tus objetivos, no sólo afectará a tu propio nivel de motivación, sino también al de tus empleados.

    Los empleados, por su parte, están más motivados que nunca.

    Los empleados, consciente o inconscientemente, tienden a copiar el estado de ánimo y los comportamientos de su líder. Por ejemplo, si entras en la oficina con una nube de truenos sobre tu cabeza, es probable que el estado de ánimo de tus empleados también se vuelva gris. Por el contrario, si eres capaz de dejar a un lado tus preocupaciones y mostrarte constantemente motivado y lleno de energía, la productividad de tu equipo se verá afectada positivamente como consecuencia de ello.

    Los empleados de tu equipo se sentirán más orgullosos de ti.

    Éste es el mensaje clave: Ser un líder feliz y lleno de energía crea una atmósfera óptima para un gran trabajo.

    Como forjador del futuro, tu trabajo consiste en inspirar a las personas para que den lo mejor de sí mismas. Si ves que la motivación de tu equipo decae, plantéate las siguientes preguntas: ¿Me tomo el tiempo necesario para escuchar las ideas y preocupaciones de mis empleados? ¿Les agradezco su duro trabajo? ¿Estoy aportando suficiente positividad al lugar de trabajo?

    Si la respuesta a estas preguntas es negativa, reserva algo de tiempo para abordar estos problemas. Por ejemplo, simplemente hacer saber a tus empleados que tu puerta está siempre abierta -por si necesitan algo- puede ayudarles a sentirse más felices y seguros en sus funciones.

    Otra cosa clave que hay que recordar es que todos los líderes -incluso los que forjan el futuro- son humanos. Y necesitan tiempo para descansar y recuperarse, como todo el mundo. Por eso es importante contar con un buen sistema de apoyo de amigos, familiares y colegas que puedan ayudarte y nutrirte en los momentos de necesidad.

    También es importante contar con un buen sistema de apoyo de amigos, familiares y colegas que puedan ayudarte y nutrirte en los momentos de necesidad.

    Además, una buena rutina de autocuidado es imprescindible. Los futuros forjadores saben que un cuerpo y una mente sanos son cruciales para fijarse objetivos claros y alcanzarlos. Además de seguir todos los consejos habituales -duerme lo suficiente, come verduras, saca tiempo para hacer ejercicio-, también es crucial mantener una actitud positiva.

    Cueste lo que cueste conseguirlo, asegúrate de tener presente tu misión intrínseca. Esto te ayudará a desempeñar tu función de un modo que tenga sentido para ti.

    Sé persistente para sobrevivir al volátil entorno empresarial actual.

    “El éxito no sucede por lo que sabes, sucede por la persona en la que te conviertes”

    Steve Jobs. Su nombre se ha convertido en sinónimo de éxito, innovación, diseño elegante: todas las cosas que las empresas anhelan conseguir. Pero gran parte de su carrera estuvo marcada por el fracaso.

    En 1976 fundó Apple, que empezó con buen pie. Pero tras el lanzamiento fallido de un producto en 1985, le echaron de su propia empresa. Entonces fundó una nueva empresa llamada NeXT.

    NeXT no tuvo éxito desde el principio, y siguió así hasta que Apple la compró. Pero eso no ocurrió hasta 1997, 12 años después de que Jobs fundara NeXT. ¡Doce años! ¿Por qué, en todo ese tiempo, Jobs no se rindió? La respuesta es una de las claves del éxito.

    Éste es el mensaje clave: Sé persistente para sobrevivir al volátil entorno empresarial actual.

    En los negocios, como en la vida, la persistencia consiste en avanzar, buscar soluciones y trabajar para alcanzar el éxito. También consiste en mantener tu determinación cuando las cosas se ponen difíciles.

    Mucho de ser persistente se reduce a tener confianza en uno mismo. Steve Jobs tuvo éxito porque creyó en sí mismo, a pesar de las adversidades. Simplemente no se rindió. Sabía que, si él no creía en sí mismo, nadie lo haría.

    El problema es que no existe un manual paso a paso para desarrollar la autoconfianza. No es necesariamente una cualidad con la que naces; es algo que tienes que aprender y trabajar a lo largo de tu carrera.

    Puedes empezar por la autoestima.

    Puedes empezar desarrollando algunas estrategias para aumentar la confianza cuando te sientas decaído. Por ejemplo, recuérdate a ti mismo tu propósito de liderazgo. Pregúntate qué te impulsó a liderar y por qué el liderazgo es importante para ti. También puede ser útil inventar tu propio mantra personal para mantenerte consolado y motivado en los momentos difíciles, algo así como “Sigue adelante” o “Esto también pasará”.

    La confianza en ti mismo es la clave de tu éxito.

    Tener confianza en ti mismo es lo que te dará una ventaja como líder de futuro. Te ayudará a pensar a lo grande, a ser asertivo y a tomar las mejores decisiones para tu empresa.

    Conclusiones

    El mensaje clave de estas Conclusiones:

    Ningún líder puede predecir el futuro. Pero pueden ayudar a darle forma. En un mundo cada vez más incierto, depende de ti decidir el tipo de futuro que quieres crear y las estrategias para llegar a él. Además de motivar a tu equipo, seguir de cerca la evolución actual y establecer objetivos claros, es importante tener confianza en uno mismo. Si no confías en ti mismo y en tus ideas, es probable que nadie más lo haga.

    Consejos para la acción

    Consejos Accionables:

    Considera a tu empresa como una empresa de éxito.

    Sé un hacedor, no un hablador.

    A todo el mundo le gusta oír hablar de nuevas ideas y posibilidades de futuro. Pero si los líderes sólo hablan y no actúan, es poco probable que consigan el apoyo de su equipo. Así que la próxima vez que subas al estrado para hablar a tus empleados de tu visión, asegúrate de que tienes un plan de acción claro sobre cómo llevarla a cabo. Esto te ayudará a forjarte la reputación de ser un líder fiable y orientado a los resultados, en lugar de un predicador de palabras vacías.

    ¿Tienes algún comentario?

    ¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestros contenidos! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

    Qué leer a continuación: Incertidumbre, de Jonathan Fields

    Si quieres saber más sobre cómo enfrentarte a situaciones inciertas, el resumen de Incertidumbre, de Jonathan Fields, es el lugar perfecto para empezar. Este resumen explora cómo afrontar la imprevisibilidad y el miedo al fracaso a un nivel más personal, mostrándonos cómo convertir esos sentimientos en oportunidades para la innovación.

    Adoptar la mentalidad adecuada y la voluntad de asumir riesgos es una forma segura de lograr el éxito personal y profesional. ¿Quieres saber más? Entonces dirígete al resumen de Incertidumbre de Jonathan Fields.

Leave a comment