Five Stars

Los secretos de la comunicación para pasar de bueno a genial

Aprende el arte de la persuasión.

Puede que tengas una gran idea que crees que podría cambiar el mundo. Pero, ¿de qué sirve una idea excelente si no puedes convencer a los demás de sus méritos? Al fin y al cabo, es probable que necesites el apoyo de los demás si quieres hacerla realidad.

Tanto si eres un emprendedor en busca de inversores que financien tu nueva startup, como si eres un ingeniero de software con talento que intenta llamar la atención de los reclutadores de Google, tus posibilidades de éxito a menudo dependen de tu capacidad de persuasión.

Ahí es donde se encuentra el poder de persuasión.

Five Stars
SPONSOR

Ahí es donde entra en juego una gran comunicación, tanto escrita como verbal. Una gran comunicación es lo que te permite atraer a los demás hacia tu lado de la discusión. Pero, ¿qué es una gran comunicación? En este resumen, aprenderemos los secretos de la comunicación de los mejores oradores del siglo XX, como John F. Kennedy y Winston Churchill, y repasaremos los principios de las presentaciones atractivas y eficaces.

En este resumen, descubrirás

  • por qué deberías contar historias en las entrevistas de trabajo
  • .

  • qué habilidades de comunicación puedes aprender de la NASA;y
  • por qué un niño de quinto curso debería ser capaz de entender tus argumentos.

Comunícate eficazmente centrándote en un objetivo único, concreto y específico en el tiempo.

El día en que Neil Armstrong llegó a la luna en 1969 marcó el final de un increíble viaje de poder mental colectivo, trabajo duro y descubrimiento científico. Pero lo más importante es que el proyecto se sustentó en una comunicación eficaz.

A lo largo de la década de 1960, el presidente estadounidense John F. Kennedy utilizó sus ejemplares dotes de comunicación para despertar la imaginación de miles de empleados de la NASA, empleados que, en esa misma década, harían realidad el sueño de los viajes espaciales. Y no fueron sólo los trabajadores de la NASA; Kennedy inspiró a todo el país para que apoyara la misión de poner un hombre en la Luna.

Para comprender cómo los discursos de Kennedy sobre los viajes espaciales inspiraron a tantos americanos a actuar, tenemos que fijarnos en las diversas técnicas retóricas que el presidente empleó durante su oratoria.

En primer lugar, siempre que Kennedy pronunciaba discursos sobre el programa espacial de la NASA, se centraba en un objetivo. ¿Por qué? Porque comprendió que es más sencillo conseguir que un equipo apoye un único objetivo compartido, en lugar de dividir su atención planteando múltiples objetivos.

Cuando se creó la NASA en 1958, la organización tenía varios objetivos. Querían crear una tecnología espacial líder en el mundo, impulsar el progreso científico y convertirse en la potencia preeminente en el espacio.

Sin embargo, Kennedy se centró en el único objetivo de poner un hombre en la Luna y traerlo de vuelta a la Tierra sano y salvo. Por tanto, si quieres que la gente se una en torno a tus objetivos, no los hagas demasiado difusos. Centra la mente de la gente en un único objetivo si quieres ver resultados poderosos.

En segundo lugar, Kennedy utilizó el poder de la comunicación para traducir la aspiración general de la NASA en un objetivo concreto y mensurable.

En otras palabras, tomó algo abstracto, a saber, la aspiración última de la NASA de impulsar el progreso científico investigando el sistema solar, y lo convirtió en algo mucho más tangible que sus oyentes pudieran comprender y aferrarse a ello.

Por ejemplo, Kennedy pronunció un discurso en 1961 ante el Congreso de EEUU en el que afirmaba que EEUU debía dedicarse al objetivo específico de lograr un alunizaje antes del final de la década.

Para lograr tu objetivo, es necesario que te dediques a la investigación de la Luna.

Para lograr tus aspiraciones generales, no tengas miedo de traducirlas en objetivos tangibles, y no olvides crear plazos concretos para su consecución.

Cautiva a los reclutadores y consigue el trabajo de tus sueños contando historias sobre ti mismo.

Conoce a Haseeb Qureshi, un ingeniero de software de Texas muy solicitado en Silicon Valley. Cuando empezó a buscar trabajo, sólo tenía un año de experiencia en codificación, era bastante mayor que otros candidatos y no era licenciado en informática.

Sobre el papel, tenía pocas posibilidades de conseguir un buen trabajo; entonces, ¿cómo acabó recibiendo ofertas de prestigiosas empresas tecnológicas como Google, Airbnb, Yelp y Uber? Todo fue gracias al poder de la comunicación y, en concreto, a sus increíbles dotes para las entrevistas.

Si a ti también te gustaría conseguir el trabajo de tus sueños, sigue el consejo de Qureshi y cuenta a los entrevistadores una historia convincente sobre ti.

Qureshi comprendió que el éxito en las entrevistas no se reduce a demostrar que tienes la capacidad técnica para hacer el trabajo. Si realmente quieres destacar, tienes que comunicar esas habilidades técnicas a través de la narración.

Para construir una historia convincente que cautive a los entrevistadores, empieza por pensar en ti mismo como un personaje de la historia de tu propia vida. Estructura tu narración de modo que contenga un principio, un punto medio y un final. A la hora de pensar qué incluir, son esenciales cosas como las motivaciones comprensibles de tus acciones y los puntos de inflexión.

Por ejemplo, cuando los entrevistadores pidieron a Qureshi que les contara una ocasión en la que arregló un fallo en un sistema informático, no dio una respuesta aburrida y técnica. En lugar de eso, contó una historia sobre un héroe en un viaje de descubrimiento, en el que el protagonista principal -es decir, Qureshi- se enfrentaba a un reto y utilizaba la difícil experiencia para mejorar.

Si quieres contar estas historias de forma convincente, tendrás que practicarlas una y otra vez. Piensa qué preguntas pueden surgir y piensa cómo puedes utilizar la narración para responderlas. A continuación, podrías grabarte a ti mismo contándoles a tus amigos estas respuestas basadas en diferentes historias. Y no te olvides de pedir a tu público de práctica que te dé su opinión, para comprobar cómo van progresando tus habilidades comunicativas.

Esto es exactamente lo que hizo Qureshi, y le funcionó tan bien que acabó trabajando para Airbnb, con un sueldo inicial de 250.000 dólares. Esto demuestra que una buena comunicación puede reportar grandes beneficios.

Haz que las presentaciones sean atractivas siendo breve e incluyendo imágenes.

Los dirigentes de la NASA tienen una misión: investigar el espacio exterior y utilizar los conocimientos obtenidos para mejorar la vida aquí en la Tierra. Pero para conseguirlo, la NASA necesita también que el pueblo americano apoye su programa espacial. De lo contrario, la financiación de sus proyectos se agotará y tendrán que cerrar.

Para asegurarse de que esto nunca ocurra, la NASA ha desarrollado una misión adicional: entusiasmar al público con el espacio, e inspirar a todos los estadounidenses para que quieran explorar el universo.

La NASA ha logrado su objetivo.

La NASA ha logrado su última misión empleando excelentes habilidades de presentación, que todos deberíamos intentar emular.

Una de las reglas de presentación de la NASA, que tú también deberías adoptar, es la brevedad

.

Por ejemplo, en respuesta al asombroso descubrimiento en 2017 de varios planetas nuevos del mismo tamaño que la Tierra y situados no muy lejos de nosotros, la NASA ofreció una rueda de prensa. Lo más importante es que la rueda de prensa fue breve: sólo duró 18 minutos.

¿Por qué? Porque las investigaciones han demostrado que cuando las personas reciben un diluvio de información de golpe, el resultado suele ser lo que los científicos denominan un “retraso cognitivo”, es decir, que la parte de nuestra memoria que se ocupa de la información nueva se llena y no podemos procesarlo todo.

En vista de ello, la NASA se aseguró de que la rueda de prensa fuera breve.

En vista de ello, la NASA siempre se atiene a un tiempo probado de 18 minutos para las ruedas de prensa, ya que considera que es la duración óptima antes de que un debate resulte aburrido. Por tanto, si quieres que tus comunicaciones sean más atractivas, intenta acortar tus presentaciones a 15 ó 20 minutos.

También deberías considerar la posibilidad de añadir algunas imágenes a esa presentación breve y ágil si quieres que tus habilidades de comunicación alcancen el calibre de las de la NASA.

La página web de la NASA te ofrece una serie de consejos para mejorar tu comunicación.

El sitio web de la NASA también ofrece numerosas fotos y vídeos sobre la exploración espacial que el público puede descargarse gratuitamente.

La investigación ha descubierto que cuando la información se transmite verbalmente, el receptor sólo recordará más tarde alrededor del 10 por ciento de la misma. Sin embargo, si añades una sola imagen a este contenido verbal, el oyente recordará un asombroso 65% de la información. Así que si quieres que la gente recuerde tus grandes ideas, piensa en cómo puedes incorporar fotos o ilustraciones a la entrega.

La calidad de la comunicación es lo que separa a los buenos equipos de los grandes.

“Los vínculos humanos importan tanto en el trabajo como en cualquier otro lugar. De hecho, a veces importan más.”

Mucha gente del sector tecnológico mataría por trabajar en Google; miles de personas solicitan trabajo en el gigante de las búsquedas cada año, y sólo los mejores pasan el corte. Pero si la plantilla de Google ya es la élite, ¿cómo son los equipos de élite de Google?

En 2012, la propia Google se propuso responder a esta pregunta. Pidieron a un equipo de investigadores que averiguaran los hábitos de los equipos más eficaces de la empresa, y planearon utilizar esta información para formar equipos aún mejores en el futuro.

Sin embargo, lo que ocurrió fue que los equipos de élite de Google no eran los mejores.

Sin embargo, lo que descubrieron los investigadores puso patas arriba todas sus suposiciones. Resultó que quiénes eran los miembros de un equipo importaba poco. De hecho, lo que marcaba la diferencia entre un buen equipo y un gran equipo en Google era la forma en que sus miembros se comunicaban entre sí.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que la comunicación entre los miembros de un equipo era importante.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que los equipos más exitosos y eficaces comparten tres rasgos específicos.

En primer lugar, los equipos eficaces muestran un alto nivel de lo que los investigadores denominaron “seguridad psicológica”. Esto significa que todos los miembros del equipo se sienten seguros de su libertad para asumir riesgos, tienen confianza para hablar y también se sienten lo suficientemente cómodos para expresar su vulnerabilidad a la vista de sus compañeros.

En segundo lugar, los equipos más eficaces comparten tres rasgos específicos.

En segundo lugar, los mejores equipos son los que muestran un alto nivel de claridad. Cada miembro del equipo tiene unas funciones claramente definidas y unos objetivos claros hacia los que cada uno de ellos trabaja.

El último rasgo distintivo de un equipo es la claridad.

El último distintivo de los equipos de éxito es el impacto. Los miembros tienen la certeza de que su trabajo marca la diferencia, de que su trabajo importa y comprenden claramente cómo su trabajo contribuye a los objetivos más amplios de la organización.

Por lo tanto, si quieres utilizar el poder de la comunicación para crear tu propio equipo de crack, asegúrate de incorporar un aspecto emocional a cualquier ejercicio de creación de equipos que realices.

Si eres un líder, intenta compartir historias personales con tu equipo, aunque hacerlo te haga sentir vulnerable. Esto animará a los demás a hacerlo también, contribuyendo a aumentar la seguridad psicológica de tu entorno de trabajo.

Además, asegúrate de comunicar los objetivos del equipo y una hoja de ruta clara sobre cómo podéis alcanzarlos todos juntos. Por último, tómate el tiempo necesario para comunicar a cada persona cómo su función tiene un impacto positivo en la empresa en general.

Para inspirar a los demás, incluye algo de patetismo en tu historia de orígenes.

“Domina el antiguo arte de contar historias y destacarás en el mundo moderno”

La historia de cómo empezó Nike es sin duda una de las historias de orígenes empresariales más conocidas. Comenzó cuando su cofundador Bill Bowerman, entrenador de atletismo de la Universidad de Oregón, descubrió que las zapatillas de entrenamiento de sus corredores no se agarraban bien a la nueva pista de poliuretano de la universidad.

Frustrado, Bill se puso a intentar diseñar una nueva zapatilla de correr con mejor agarre, utilizando una gofrera como molde para sus suelas prototipo. Puede que los primeros intentos de Bill destruyeran un montón de gofreras, pero esta historia de origen es una de las herramientas más poderosas que Nike tiene a su disposición hoy en día, sirviendo como metáfora del espíritu innovador de la marca.

¿Por qué esta historia es tan importante?

¿Por qué es tan poderosa esta historia? Todo se reduce al pathos.

El pathos se refiere al acto de convencer a un público apelando a sus emociones. La historia de los orígenes de Nike, por ejemplo, tiene mucho pathos. Los más altos ejecutivos de la empresa comunican regularmente la conmovedora historia de sus cofundadores vendiendo las primeras zapatillas Nike en la parte trasera de su coche y aquellos primeros valientes experimentos con la plancha de gofres. Esta narración también incluye a menudo la trágica historia de uno de los atletas más famosos de Bowerman, Steve Prefontaine, un legendario corredor de Oregón que murió en un accidente de coche.

Al destacar el pathos heroico de su historia, la empresa inspira a sus empleados de hoy en día. A los nuevos trabajadores siempre se les lleva en un viaje de iniciación a ver la pista de atletismo original que frustró e inspiró a Bill, y también se les lleva al lugar del accidente mortal de Prefontaine.

El pathos es un ingrediente tan eficaz en la comunicación porque la gente tiene un deseo innato de escuchar historias sobre luchas, tanto si se refieren a ti como a tu marca. Los comienzos humildes, como los de la historia del origen de Nike, nos atraen especialmente porque contienen un elemento que va de la pobreza a la riqueza.

Y no sólo nos gustan estas historias: también las necesitamos. Según los psicólogos, la lucha es un aspecto indispensable de la experiencia humana, ya que nuestros cerebros son propensos a dar sentido a las dificultades.

Por tanto, las historias de victoria sobre las dificultades, o de éxito a pesar de la tragedia, nos hablan porque vemos intrínsecamente la lucha como una parte natural de la vida. Las investigaciones neurológicas demuestran incluso que recordamos mejor las historias cuando contienen un elemento de lucha.

Por tanto, si quieres que la gente se sienta atraída por las historias, es mejor que las recuerdes.

Así que si quieres que la gente empiece a apoyarte a ti o a tu marca, asegúrate de incorporar cualquier adversidad a la que te hayas enfrentado en la historia de cómo has llegado a donde estás hoy.

Los mejores comunicadores nunca utilizan una palabra larga cuando basta con una corta.

Ernest Hemingway es uno de los escritores más famosos del siglo XX. Ganó el premio Nobel, entre otros muchos galardones, y varias de sus obras se consideran clásicos literarios. Pero, ¿cuál era el secreto de su fama mundial?

Simplificaba las cosas.

A pesar de ser un genio literario reconocido y de pretender que sus libros fueran para un público adulto, Hemingway utilizaba un lenguaje sencillo que hasta un niño de quinto de primaria podría entender fácilmente. ¿La lección? Si quieres ser un gran comunicador, recuerda que el hecho de que una palabra sea más larga no significa que sea mejor, sino que probablemente sea más confusa.

Independientemente de que seas un líder, un empresario o un instructor, siempre debes tener en cuenta el nivel de las frases y palabras que utilizas para comunicar ideas. Las investigaciones han demostrado sistemáticamente que el estadounidense típico comprende mejor el contenido si se ha escrito a un nivel de décimo grado, o incluso un poco inferior.

Aunque puedas pensar que si bajas el nivel de tus comunicaciones, éstas serán de peor calidad, puede que ocurra lo contrario. Las pruebas sugieren que, a medida que aumenta el nivel de la redacción, la claridad del contenido puede verse afectada, y es menos probable que la gente entienda lo que se transmite. En otras palabras, un nivel de grado más alto no indica necesariamente una mayor calidad de la escritura.

Y si aún no estás convencido de que más breve es mejor, basta con que tengas en cuenta las habilidades comunicativas de uno de los oradores más famosos del siglo XX: Winston Churchill. Era muy conocido por sustituir las palabras largas por otras más cortas en sus discursos, y decía que prefería las palabras más cortas porque “las palabras más cortas de una lengua suelen ser las más antiguas”

Así que, si quieres que tu discurso sea más corto, no lo dudes.

Por tanto, si quieres que tu idea tenga las máximas posibilidades de captar la imaginación de la gente, tendrás que evaluar el grado en el que la estás comunicando.

Para ello, tienes que utilizar palabras más cortas.

Para ello, puedes utilizar el Índice de Legibilidad. Se trata de un algoritmo muy fiable que utilizan los editores de libros de texto en Estados Unidos y que se emplea principalmente para evaluar si el contenido de un libro de texto puede ser comprendido fácilmente por el público de su grado objetivo.

Los particulares pueden utilizar este índice para sí mismos introduciendo sus contenidos en programas en línea como Hemingway, una aplicación que lleva el nombre de ese famoso defensor del lenguaje sencillo.

Conclusiones

El mensaje clave de estos resúmenes:

Una buena comunicación comienza contando historias sobre ti mismo o tus ideas. Puedes hacer que estas historias sean más convincentes añadiéndoles un elemento de dificultad. Además, cuando hagas presentaciones, sé breve, incluye fotos para conseguir el máximo impacto y no tengas miedo de que tu contenido sea sencillo y fácilmente comprensible.

¡

Consejos Accionables:

Mejora la calidad de tus presentaciones!

Mejora tus presentaciones transformando tus pensamientos y sentimientos.

Es normal sentir nervios antes de esa presentación importante en el trabajo, pero ¿qué debes hacer si te pones tan nervioso que eso afecta a tu rendimiento? Participar en lo que los psicólogos llaman replanteamiento cognitivo puede ayudar. Es cuando decides activamente cambiar tu forma de pensar sobre la situación que se avecina. Si te das cuenta de que te centras en todo lo que podría salir mal cuando estás en el escenario, intenta replantearte tus pensamientos y, en su lugar, céntrate en todo lo que podría salir bien. Las investigaciones demuestran que si podemos cambiar cómo pensamos sobre algo, también podemos cambiar cómo nos sentimos al respecto. Así que, si puedes pensar positivamente sobre esa presentación, es probable que te sientas menos nervioso.

¿Tienes algún comentario?

¡Nos encantaría conocer tu opinión sobre nuestros contenidos! Envíanos un correo electrónico a libros@pathmba.com con el título de este libro como asunto y comparte tus opiniones.

Sugerencias para leer más : Habla como TED de Carmine Gallo

En Habla como TED (2014), conocerás las estrategias de presentación utilizadas por los oradores públicos más influyentes del mundo. El autor, Carmine Gallo, analizó más de 500 charlas TED para identificar las características comunes que hacen que estas charlas sean tan influyentes y atractivas.

Add a comment

Deja un comentario

Advertisement