Encuesta: El trabajo remoto no va a desaparecer, y los ejecutivos lo saben

Encuesta: El trabajo remoto no va a desaparecer, y los ejecutivos lo saben

Muchos directores ejecutivos se están preparando públicamente para otra campaña de regreso al cargo. Sin embargo, en privado, los ejecutivos esperan que el trabajo remoto siga creciendo, según una nueva encuesta. Eso tiene sentido: a los empleados les gusta, la tecnología está mejorando y, al menos para el trabajo híbrido, parece que no hay pérdida de productividad. A pesar de los titulares, los ejecutivos esperan que tanto el trabajo híbrido como el totalmente remoto sigan aumentando en los próximos cinco años.

•••

Trabajo remotocon púas durante la pandemia, de alrededor del 6% de la jornada laboral completa en los EE. UU. a más del 50% en la primavera de 2020. Desde entonces, ha disminuido de manera constante y, desde principios de 2023, se ha mantenido en torno al 28%. Muchos ejecutivos creen que es hora de volver a la oficina: Jamie Dimon, CEO de JPMorgan, se ha declaradoescéptico del trabajo remoto; Mark Zuckerberg tiene declaró que los ingenieros «hacen más» en la oficina; y el director de personal de Google recientementedijo a los empleados que la asistencia a la oficina sería un factor en las evaluaciones de desempeño. InclusoEl liderazgo de Zoom quiere que los empleados vuelvan en persona dos días a la semana.

¿El único problema? Ni siquiera la alta dirección espera que esta campaña de regreso a la oficina funcione.

ElEncuesta sobre incertidumbre empresarial está dirigido conjuntamente por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta, la Universidad de Chicago y Stanford. Encuesta a altos ejecutivos de aproximadamente 500 empresas estadounidenses de todos los sectores y regiones cada mes.

La versión más reciente de la encuesta, realizada en julio de 2023, pregunta:

«De cara a dentro de cinco años, ¿qué porcentaje de los empleados a tiempo completo de su empresa espera que ocupen en cada categoría [totalmente presencial, híbrida, totalmente remota] en 2028?»

Como muestra el siguiente gráfico, los ejecutivos esperan que tanto el trabajo totalmente remoto como el híbrido sigan creciendo.

Management doesn’t expect a return to pre-pandemic office life. This bar chart shows the results of a survey in which respondents were asked what share of their full-time employees are (or will be) fully in person, hybrid, or fully virtual/remote, in the years 20 18, 20 23, and 2028.Fully in-person, on-site: 91.6 percent in 20 18, 75.7 percent in 20 23, and 72.6 percent in 2028.<br />
Hybrid: 4.1 percent in 20 18, 14.1 percent in 20 23, and 16.3 percent in 2028.<br />
Fully virtual/remote: 4.3 percent in 20 18, 10.2 percent in 20 23, and 11.2 percent in 20 28.Source: Survey of Business Uncertainty.<br />

Ver más gráficos de HBR en Datos y imágenes

Tienen razón al esperar que el trabajo remoto e híbrido aumente, por cuatro razones.

En primer lugar, a medida que la tecnología de trabajo remoto mejora, aumenta la proporción de personas que trabajan de forma remota. En la década de 1960, las oficinas estaban completamente en papel y trabajar desde casa era muy inconveniente. En la década de 1980, los ordenadores personales empezaron a generalizarse y el trabajo remoto se hizo más fácil. En la década de 2000, Internet y las incipientes videollamadas lo hacían aún más fácil. La respuesta siguió una lógica económica básica: a medida que disminuían los «costes» del trabajo remoto (menos inconvenientes, por ejemplo), más personas optaron por hacerlo. Las tarifas de trabajo desde casa crecieron de manera constante durante el medio siglo anterior a la pandemia, aunque desde un punto de partida muy bajo. Y esta tendencia continuará: lala pandemia aumentó significativamente la cantidad de investigaciones y patentes que se llevan a cabo en las tecnologías que permiten las interacciones remotas.

En segundo lugar, el trabajo remoto aumentará porquelas empresas emergentes nacidas desde la pandemia tienen más probabilidades de utilizarla. A medida que estas empresas más jóvenes crezcan, aumentará la proporción de puestos de trabajo que ofrecen trabajo remoto.

En tercer lugar, y quizás lo menos obvio, EE. UU. está bien posicionado para el trabajo remoto. EE. UU. ya tiene una de las tasas más altas de trabajo remoto de todos los países, solo por detrás de Nueva Zelanda y Canadá entre los 34 paísesencuestamos. Eso tiene sentido. El trabajo remoto es una forma de descentralización y autonomía personal: da a los empleados más discreción en cuanto a cómo y cuándo trabajan. Los investigadores de gestión saben desde hace tiempo que para que la toma de decisiones descentralizada tenga éxito, una empresa debe estar especialmente bien gestionado. Investigaciones independientes realizadas por nuestros colegas revelan constantemente que las firmas estadounidenses tener mejores prácticas de gestión, de media, que las firmas de otros países. Esas mejores prácticas permiten a las empresas estadounidenses gestionar el trabajo remoto de forma más eficaz. También ayuda a que los estadounidenses tengan residencias más grandes, lo que facilita la creación de un espacio de trabajo dedicado en casa.

Por último, el trabajo remoto aumentará porque a los empleados les gusta. Las pruebas sugieren que los empleados valoran trabajar desde casaaproximadamente lo mismo que un aumento salarial del 8%, de media. Es un servicio enorme y ayuda a reducir la rotación, en un estudio reciente y extenso, hasta un 35%.

¿Qué pasa con la preocupación de que el trabajo remoto reduzca la productividad? Las investigaciones sugieren que el trabajo totalmente remoto es hasta un 10% menos productivo que el trabajo in situ, de media. Pero también es mucho más barato, porque reduce las necesidades de espacio y permite contratar desde cualquier parte. La productividad en el modo híbrido varía según los trabajos y las personas y según las prácticas de gestión. Sin embargo, de media, el trabajo híbrido parece tener poco efecto neto en la productividad y puede aumentarlo. Los arreglos híbridos también ahorran en los costes —en tiempo y dinero— de los desplazamientos. Si los empleados realizan la misma cantidad de trabajo ya sea que se desplacen a la oficina dos o cinco días a la semana,de hecho, están dedicando su tiempo de manera más eficiente   en el acuerdo híbrido.

Las empresas y sus líderes deberían considerar seriamente las ventajas de trabajar desde casa, al menos un par de días a la semana. El híbrido gestionado, en el que todos los equipos se reúnen en la oficina el mismo día o dos a la semana, puede que sea lo mejor de ambos mundos. Puede ser rentable para las empresas, popular entre los empleados y mejor para el planeta debido amenos consumo de energía.

Si bien el alcance futuro del trabajo remoto sigue siendo incierto, hay pocas posibilidades de que veamos un gran regreso a la oficina. Las tecnologías remotas no harán más que mejorar y los empleados se decantarán por empresas con políticas más flexibles. Sin embargo, el mayor indicio de que la campaña de regreso a la oficina no funcionará es el hecho de que los propios ejecutivos predicen en privado que el trabajo remoto seguirá aumentando.

Related Posts
Leer más
••• Cuando empecé mi carrera, me apasionaba ser periodista. No me importaba sacrificar hasta altas horas de la…
Leer más
Table of Contents Ocultar Controles previos a la reuniónDefina la agenda.Compruebe su tecnología.Durante la reuniónMuestre su lado humano.Establezca…