Aprende a encantar a los demás con tu pasión.

En su décimo libro, Encantamiento, Guy Kawasaki aborda la cuestión de cómo puedes ganarte a la gente para tu causa, atraerlos para que compren tu producto y amen de verdad tu marca.

Aunque la tecnología moderna y la conectividad internacional han hecho que llegar a millones de personas de todo el mundo sea más fácil que nunca, sigue siendo difícil, y es más difícil que nunca.

Aunque la tecnología moderna y la conectividad internacional han hecho que sea más fácil que nunca llegar a millones de personas de todo el mundo, sigue siendo difícil -y de hecho es aún más difícil hoy en día- convencerles de que prueben algo nuevo.

El mercado ha crecido.

El mercado ha crecido, pero también lo ha hecho la competencia. Y a los consumidores ya no les afecta la publicidad de la misma manera que antes.

Para llegar a los consumidores, tenemos que dejar de pensar en cómo conseguir que compren ahora. Tenemos que averiguar cómo encantarlos: cautivarlos con nuestra causa, y convertirlos en árbitros de nuestra misión, en vendedores libres que sean fieles a nuestra causa.

Este resumen te enseñará todo sobre el arte del encantamiento, y cómo puedes utilizarlo para crear una base de seguidores fanáticos que no puedan esperar a tu próximo producto o servicio. También te proporcionará algunos consejos para evitar que tú mismo quedes encantado por aquellos que sólo quieren ganar dinero rápido.

Además, este resumen te mostrará:

  • cómo invitar a militantes filipinos a tomar un café cambió totalmente la vida de una mujer,
  • por qué una empresa se ha convertido en una de las más grandes del mundo.
  • por qué una empresa tiene tanta fe en que sus clientes no intentarán timarles, y
  • por qué es mejor no sólo encantar a tus clientes, sino a cualquiera y a todo el mundo.

Encantar es más que manipular: se trata de desencadenar acciones a través de las emociones.

“El primer seguidor es lo que transforma al loco solitario en líder”

¿Alguna vez te has encontrado en una situación en la que alguien era tan agradable o cautivador que realmente sólo querías ayudarle? Probablemente, te sentiste encantado por esa persona. Cuanto mayores sean tus objetivos y menos recursos tengas a tu disposición, más útil te resultará el encantamiento para ganarte el corazón y la mente de la gente y motivar sus acciones. Pero, ¿qué es exactamente?

El encantamiento es la capacidad de cambiar la naturaleza de las relaciones y, por tanto, de influir en las acciones de otras personas. Pensemos, por ejemplo, en la historia de Karin Muller, cineasta y escritora que trabajó en los Cuerpos de Paz construyendo pozos y escuelas en una aldea filipina a finales de la década de 1980.

Un día, diecisiete miembros del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), brazo armado del Partido Comunista de Filipinas, vinieron a interrogarla. Cuando los vio, exclamó: “Gracias a Dios que estáis aquí. Llevo todo el día esperando. Por favor, tomad café. Dejad las armas en la puerta”.

Muller fue capaz de transformar totalmente la dinámica de su situación, convirtiéndola de una evidente demostración de fuerza a una “conversación y deleite”, apelando a las emociones de la líder.

Pero el encantamiento no es algo que se pueda evitar.

Pero el encantamiento no sólo es útil para salir de un apuro. De hecho, puede ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. Y no se trata sólo de ganar dinero, ni siquiera de obtener beneficios personales. Se trata de llenar a los demás con el mismo deleite y pasión que tú experimentas por algo.

Por ejemplo, cuando Steve Jobs estaba desarrollando su iPhone, no estaba contemplando la mejor estrategia para conseguir que los consumidores ingresaran dinero en su cuenta bancaria personal, o para atraerlos a firmar un contrato de dos años con AT&T. Él, como todos los encantadores, estaba vendiendo su sueño de un futuro mejor: un futuro en el que las personas puedan tener interacciones sociales más frías y utilizar la tecnología para mejorar sus vidas.

Esto significa que, para que el iPhone funcione, es necesario que el iPhone esté disponible en todo el mundo.

Esto significa que, si quieres encantar a la gente, tienes que tener un sueño que te esfuerces por alcanzar. Pero hay algo más en la ecuación.

La simpatía y la confianza son los fundamentos del encanto.

“Toda venta tiene cinco obstáculos básicos: no hay necesidad, no hay dinero, no hay prisa, no hay deseo, no hay confianza.” – Zig Ziglar

¿Alguna vez te has sentido encantado por alguien que no te caía bien o en quien no podías confiar? Probablemente no. Si quieres encantar a la gente, primero tienes que conseguir gustarles y que confíen en ti. Pero, ¿cómo?

La clave fundamental para encantar es aceptar y gustar a las personas tal y como son. La arrogancia y el comportamiento egocéntrico, por tanto, son tus mayores obstáculos.

Para que le gustes a la gente, primero tiene que aceptarte. Pero para que te acepten, tú tienes que dar el primer paso aceptándoles a ellos. No todo el mundo cae bien de inmediato, así que ten en cuenta que todos tenemos puntos fuertes y débiles, antes de descartar a nadie.

Ten en cuenta que todos tenemos puntos fuertes y débiles, antes de descartar a nadie.

Es más, a menudo descubrimos que las personas apasionadas son más fácilmente simpáticas e interesantes. Por lo tanto, deberías ser muy abierto con los demás sobre tus pasiones, ya que tu entusiasmo es contagioso.

La forma más fácil de encantar a alguien es conectar con él en torno a vuestras pasiones compartidas. Estas conexiones no siempre son fáciles de encontrar, ¡pero no te rindas! Asume que tenéis algo en común, y haz tus deberes sobre la persona concreta a la que quieres encantar.

Sin embargo, si quieres ser encantador, no basta con que le caigas bien a la gente. Como dijo una vez el conferenciante motivacional Americano Zig Ziglar: “Toda venta tiene cinco obstáculos básicos: no hay necesidad, no hay dinero, no hay prisa, no hay deseo, no hay confianza

.

Para que la gente confíe en ti, debes demostrar que tienes conocimientos y eres competente, y comprender que la confianza funciona en ambas direcciones.

La confianza es un proceso que se desarrolla en ambos sentidos.

La empresa americana de venta de zapatos Zappos es un buen ejemplo de esta confianza bidireccional. Los clientes confían en Zappos por su garantía de devolución del dinero y el envío gratuito tanto para las entregas como para las devoluciones. Zappos, a su vez, confía en que sus clientes no abusen de esta confianza devolviendo zapatos que han sido usados.

Como ocurre con la mayoría de las cosas, las acciones dicen más que las palabras. Por eso Kawasaki recomienda “ser un mensch”. Aquel que es auténtico y transparente está dando pruebas de sus buenas intenciones.

Así que ahora que sabes lo que es realmente el encanto, el siguiente resumen se centrará en cómo hacer que tu marca o producto sea encantador.

Para encantar a la gente, tu producto o servicio debe ser encantador en sí mismo.

¿A menudo compras cosas sólo porque te gusta el vendedor y confías en él? Puede que sea cierto a veces, pero ni siquiera el mejor vendedor conseguirá encantar a sus clientes con un producto, servicio o idea mediocre que no cumpla lo prometido.

Si quieres que tu producto o servicio sea encantador, es necesario que sea encantador.

Si quieres que tu producto o servicio sea encantador, entonces debe tener estas cinco cualidades: debe ser DICEE :

Profundo: Un producto profundo demuestra valor y características a múltiples niveles, siendo capaz de satisfacer las necesidades inmediatas y futuras de tus clientes y desarrollándose con el tiempo. Google, que empezó siendo simplemente un motor de búsqueda, ha reconocido las necesidades de los usuarios y, desde entonces, ha desarrollado un servicio de correo electrónico, así como una amplia selección de herramientas y servicios en línea.

Inteligente.

Inteligente: Un producto inteligente resuelve problemas con eficacia y elegancia. MyKey de Ford permite al propietario del vehículo establecer límites de velocidad al volante, ofreciendo así tranquilidad a los preocupados padres cuando su hijo adolescente coge las llaves del coche.

Inteligente: Un producto inteligente resuelve problemas con eficacia y elegancia.

Completo: Un producto completo es aquel que proporciona una gran experiencia al cliente durante todo el ciclo de vida del producto. Por ejemplo, el servicio posventa de Lexus forma parte de la experiencia Lexus tanto como el propio coche.

Potenciación: Un producto potenciador nos hace sentir más inteligentes, más fuertes o más hábiles que antes de tenerlo. Es esta misma sensación la que hace que muchos de nosotros consideremos que nuestros ordenadores o buscadores favoritos forman parte de nosotros.

Elegantes: Los productos elegantes son aquellos que funcionan con o para sus usuarios. Los diseñadores pensaron largo y tendido sobre cómo diseñar para optimizar la experiencia del usuario. Un gran ejemplo de elegancia en el diseño es la sencillez y facilidad de uso de los productos Apple, como el iPod de un solo botón.

Siguiendo el DICEE, tienes en tus manos el plan para diseñar un producto que no sólo cumpla, sino que también encante.

El lanzamiento de un producto se basa en dos cosas: la historia y las pruebas.

Contar con un producto encantador y de alta calidad es crucial para tu éxito. Pero tu producto no se venderá solo. Primero tienes que presentarlo al público, y hacerlo bien.

Desgraciadamente, la mayoría de los lanzamientos se limitan a transmitir información vaga. Pero como dijo Annette Simmons, autora de Quienquiera Cuente la Mejor Historia Gana: “La gente no quiere información. Están hasta arriba de información. Quieren fe: fe en ti, en tus objetivos, en tu éxito, en la historia que cuentas.”

Por suerte, hay dos formas estupendas de conseguirlo:

Primero, tienes que inyectarte a ti mismo en el lanzamiento de tu producto, dándole así un toque y una historia personales. Sé transparente, abierto con tus emociones y tu historia, todo ello siendo simpático y auténtico.

En segundo lugar, para encandilar de verdad a la gente contigo y con tu causa, dales una prueba práctica con las siguientes características:

Fácil: Asegúrate de que la gente pueda utilizar tu producto o servicio sin necesidad de mucha formación, experiencia, tiempo u orientación.

Inmediato.

Inmediato: Cuando la gente esté ansiosa por sumergirse, ¡no la hagas esperar! Inmediatez significa renunciar a cosas como hacerles rellenar largos formularios o esperar contraseñas o aprobación para empezar.

Inmediato.

Barato: Cuando la gente está probando tu nuevo producto o servicio, no debería tener que pagar nada más que su tiempo. A excepción de los fanáticos serios, prácticamente nadie está dispuesto a pagar por el “privilegio” de ser cliente durante las pruebas de un producto.

Concreto.

Concreto: Cuando la gente utiliza tu producto, debe notar mejoras concretas en su vida. Para que se conviertan en creyentes, tendrán que ver las pruebas por sí mismos.

Concreto: Cuando la gente utilice tu producto, debe notar mejoras concretas en su vida.

Reversible: La gente debería poder dar marcha atrás en su decisión de probar tu causa sin problemas, de forma similar a la política de devoluciones sin coste y sin preguntas de Zappos.

Reversible.

Por último, cuando estés en la fase de lanzamiento, no centres tu atención en los llamados “influenciadores” a expensas de los “don nadie”. Tu objetivo debe ser llegar al mayor número posible de personas, deleitarlas con tu pasión y convertirlas en defensores.

A la gente no le gustan los cambios por naturaleza, así que tendrás que apelar a su psicología para ganártelos.

“Encantar requiere comprender por qué la gente es reacia a apoyar tu causa”

Encantar siempre significa cambiar las creencias y perspectivas de alguien. Pero como todo cambio, éstos no se producen fácilmente. Tienes que superar ciertos obstáculos, la mayoría de los cuales están enterrados en lo más profundo de la mente de los miembros del público.

Para empezar, la gente suele resistirse al cambio. Quieren mantener el statu quo y no les gusta tomar decisiones. Esta indecisión se debe en parte a un fuerte miedo a cometer errores, pero también a la falta de modelos a seguir que asuman riesgos. Entonces, ¿cómo podemos eliminar estos obstáculos para atraer a la gente a nuestra causa?

Una forma es ofrecerles algún tipo de prueba social, es decir, mostrarles que otras personas en las que confían lo están haciendo, por lo que también es seguro para ellos. Si puedes demostrarles que otros han abrazado tu causa, entonces ellos seguirán su ejemplo y también la abrazarán.

Por ejemplo, Colleen Szot, redactora de infomerciales, consiguió aumentar las ventas simplemente cambiando el guión de “los operadores están esperando, llame ahora” a “si los operadores están ocupados, vuelva a llamar”. Cuando la gente oía el nuevo discurso, suponía que el producto iba tan bien que los operadores no podían atender las llamadas entrantes, lo que les ofrecía una prueba social inmediata y les incitaba a llamar.

Otra forma es hacer que tu producto parezca escaso, para que la gente crea que es más valioso. Un ejemplo perfecto de esto es el servicio de correo electrónico de Google, Gmail, donde antes las cuentas sólo se autorizaban por invitación. El deseo de obtener estas invitaciones se exageró tanto que la gente llegó a comprarlas en eBay.

Entonces, ¿qué estrategia debes utilizar? ¿La prueba social o la escasez?

Esto depende del grado de incertidumbre y duda que tenga la gente sobre tu producto. Ante una incertidumbre elevada, utiliza la prueba social para alterar su percepción. Cuando su incertidumbre sea mínima, enfatiza la escasez para dar bombo a tu producto, moviendo a los clientes interesados a una acción más inmediata.

Incentiva a tus clientes a interiorizar tu marca creando un espacio que fomente la lealtad a la marca.

“Ésta es una edad de oro del encanto porque llegar a la gente de todo el mundo nunca ha sido tan fácil, rápido o barato”

Si vendes un producto o servicio, ¿preferirías que la gente simplemente comprara tus productos o actuara como defensores no remunerados de tu causa? Obviamente lo segundo, pero ¿cómo consigues que la gente interiorice tu causa y lleve tu bandera por ti?

En primer lugar, necesitas crear la sensación de que tus clientes pertenecen a un grupo de personas que comparten el mismo interés y se identifican con lo que ofreces.

En segundo lugar, necesitas crear la sensación de que tus clientes pertenecen a un grupo de personas que comparten el mismo interés y se identifican con lo que ofreces.

En segundo lugar, tienes que motivar a la gente para que se comprometa realmente con tu causa y cumpla ese compromiso. La mejor forma de hacerlo es crear un ecosistema -una comunidad, a través de tu sitio web, blog o página de Facebook- que fomente la lealtad. Sigue estas pautas para que la gente se una a tu ecosistema:

Primero y ante todo, crea algo a lo que realmente merezca la pena unirse. Esto significa asegurarte de que tu ecosistema proporciona un valor real a los miembros de su comunidad y no sólo te sirve a ti.

A continuación, encuentra un evangelista y defensor de tu causa, que construya y apoye tu ecosistema y lleve la bandera de la comunidad.

Asegúrate de que hay espacio para que la gente haga algo significativo en tu ecosistema. En otras palabras, no pongas demasiadas restricciones.

Acepta las críticas y los debates sobre tu causa o producto. No trates de ocultar ningún fallo, pero sé abierto y transparente, ya que esto ayudará a cultivar la confianza.

Crea un sistema de recompensas para tus embajadores que refuerce tu marca y no incluya dinero. Maker’s Mark, por ejemplo, recompensa a sus embajadores del whisky poniendo sus nombres en una barrica y ofreciéndoles la oportunidad de comprar una botella del lote.

Como puedes ver, el encantamiento no es un acontecimiento singular, sino más bien un proceso que debe cuidarse con esmero. El siguiente resumen explica cómo puedes utilizar la tecnología para ayudarte a encantar a más personas y mantenerlas encantadas.

Utiliza la tecnología push para llegar a la gente y ofrecer información breve pero valiosa.

“Twitter es la herramienta de encantamiento más poderosa que he utilizado en mi carrera. “

Una vez que hayas creado un producto o servicio que englobe tu visión, vas a querer clientes, y eso a menudo significa utilizar push tecnología, tecnología en la que llegas al cliente.

“Twitter es la herramienta de encantamiento más poderosa que he utilizado en mi carrera.

Desgraciadamente, existe una gran competencia por la atención de tus clientes. Para maximizar la eficacia de esta comunicación directa, ten en cuenta estos principios:

Interactúa con tus clientes.

Interactúa rápidamente. Nos hemos acostumbrado tanto a la inmediatez de la tecnología que también esperamos esto en nuestra correspondencia. Cuando tus clientes se ponen en contacto contigo, también esperan una respuesta rápida. Intenta entregar tu respuesta en menos de 24 horas.

Interactúa mucho. No intentes captar sólo la atención de unas pocas personas influyentes. Recuerda que “los don nadie son los nuevos don nadie en un mundo de comunicaciones abiertas”, así que intenta llegar al mayor número posible de personas.

Interactúa frecuentemente. Recuerda que “el compromiso es un proceso, no un acontecimiento”. Involucra a tus clientes a menudo y varía la forma en que envías tus mensajes -por ejemplo, con distintos medios, como imágenes, vídeos, chats en directo y audio- para no aburrirles con redundancias.

Interactúa con ellos a menudo.

Proporciona valor. Si quieres encantar a la gente, no puedes empezar intentando vender o promocionar inmediatamente tu causa. En lugar de eso, proporciona a los clientes potenciales un valor inmediato en forma de consejos útiles o contenido inspirador o entretenido. También puedes compartir tus propias ideas o consejos personales como forma de ser más genuino.

breve y concreto. Las presentaciones y los correos electrónicos tienden a rebosar de información, y esto puede distraer y confundir. Intenta limitar tus correos electrónicos a no más de seis frases. Cuando hagas presentaciones, sigue la Regla 10:20:30: 10 minutos, 20 diapositivas, letra no inferior a 30 puntos.

Regla 10:20:30: 10 minutos, 20 diapositivas, letra no inferior a 30 puntos.

Entonces, ¿qué tecnología debes utilizar para impulsar tu mensaje?

Según el autor, Twitter es una de “las formas más baratas y eficaces de atraer y encantar a la gente”. Es barato, fácil y permite la comunicación directa con clientes potenciales. Así que ¡pruébalo!

Utiliza la tecnología pull para proporcionar a los clientes potenciales información esencial sobre tu causa.

Aunque la tecnología push te permite captar directamente la atención de la gente, sólo puede transportar una cantidad limitada de información. Aquí es donde entran en juego las tecnologías pull, como los sitios web, los blogs y Facebook.

Para maximizar el poder encantador de tus tecnologías pull, asegúrate de seguir estas sencillas pautas:

Proporciona buenos contenidos. El hecho de que dispongas de un espacio casi ilimitado no significa que no debas imponer límites a tu contenido. Adapta el contenido en torno a tu causa y a los intereses de tu mercado objetivo proporcionando únicamente contenido con valor intrínseco que sea inspirador, entretenido, esclarecedor y/o educativo. Asegúrate de que actualizas con frecuencia y de que utilizas muchas formas de medios, como gráficos, imágenes y vídeos.

Proporciona páginas para Preguntas Frecuentes y Acerca de. A la gente le encantan las Preguntas Frecuentes porque cortan por lo sano y responden a sus dudas más acuciantes. Además, ningún visitante debería tener que preguntarse de qué va tu causa. Asegúrate de presentar toda la información esencial sobre ti y tu causa en una página Acerca de.

estético. Expresa las cosas de la forma más sencilla y natural posible, con calma pero con energía, sin sobrecargar de información a los espectadores. No sientas que tienes que utilizar todos los píxeles vacíos de tu página, y asegúrate de que tu interfaz de usuario es sencilla enfocando tu diseño desde la perspectiva del usuario.

Estética.

A menudo, Facebook es un lugar estupendo para poner en práctica estos principios. Una página de fans de Facebook es rápida, fácil y barata. Por ejemplo, la página de fans de Facebook de Encanto sólo costó unos 1.750 $.

No sólo eso, sino que “si Facebook fuera un país, ocuparía el tercer lugar del mundo en población, por detrás de China e India”. Tiene una enorme base de usuarios y, en consecuencia, una enorme cantidad de personas que podrían estar interesadas en tu causa, por lo que sólo tiene sentido estar presente allí.

A estas alturas ya deberías tener una buena idea de las herramientas que puedes utilizar para atraer clientes a tu causa. En estas Conclusiones finales, conocerás otras formas de utilizar el encantamiento.

El dinero es importante, pero si quieres encantar a tus empleados, necesitarás motivación intrínseca y celebraciones.

¿Qué es más probable que te motive a trabajar duro: un proyecto bien pagado pero inútil en última instancia, o un proyecto menos pagado pero profundamente gratificante e intrínsecamente valioso? Si no estás apurado de dinero, probablemente te interese más una experiencia personalmente gratificante, y no serías el único. Si quieres motivar y encantar a tus empleados, tienes que proporcionarles MAPA: maestría, autonomía y propósito.

Dominio: si tienes que hacer algo durante ocho horas cada día, querrás ser bueno en ello, de lo contrario tu jornada laboral será miserable. Proporcionar a los empleados nuevas habilidades no sólo aumenta la productividad, sino que también les ayuda a interesarse y enorgullecerse de su trabajo.

Autonomía.

Autonomía: Los gerentes deben confiar en que sus empleados son suficientemente competentes para hacer lo que hay que hacer. Dar cierta libertad a los empleados es esencial para su felicidad.

Finalidad: El elemento más importante para la motivación en el trabajo es, con diferencia, la sensación de que lo que tú y tu empresa hacéis tiene un valor intrínseco. Por encima de todo, el trabajo de un empleado debe proporcionarle una misión que realmente desee completar.

Otro aspecto importante de un entorno de trabajo encantador es celebrar el éxito. La celebración es increíblemente poderosa, y puede compensar fácilmente el daño causado por el fracaso.

Según Brenda Bence, autora de Cómo Eres Como Champú, celebrar el éxito puede motivar a los empleados a trabajar más duro, y los unifica en torno a objetivos comunes. Además, ayuda a centrar la atención de los empleados en las tareas del trabajo, así como a comunicar los valores de la organización.

Crear un entorno de trabajo encantador no es sólo la guinda del pastel. Es crucial: cuanto más encandilados estén los empleados con tus ideas, más probabilidades tendrán de conseguir clientes encantados.

Defiéndete de los encantadores dudosos dedicando tiempo a hacer las preguntas adecuadas.

¿Alguna vez te has sentido totalmente encantado por alguien, sólo para que te engañe y se aproveche? Por desgracia, no todos los encantadores tienen buenas intenciones e intereses genuinos. Entonces, ¿cómo puedes defenderte de la persuasión encantadora de los demás?

La forma más inmediata es ser consciente de las situaciones en las que puedes caer fácilmente en la tentación y evitarlas. Por ejemplo, los bajos precios de un centro comercial o la alta presión de una subasta pueden llevarte a tomar decisiones lamentables.

Además, si estás estresado, enfermo, cansado o tienes prisa, eres especialmente vulnerable a las decisiones de compra precipitadas. Evita o retrasa la toma de decisiones si te has saltado el desayuno

También es buena idea utilizar una lista de comprobación cada vez que te encuentres en una situación tentadora, para asegurarte de que tu decisión no es totalmente infundada. No hay que avergonzarse por dudar de uno mismo: incluso las personas con más éxito y aparentemente más inteligentes toman decisiones por tentación de las que luego se arrepienten.

La próxima vez que te encuentres en una situación tentadora, asegúrate de que tu decisión no es totalmente infundada.

La próxima vez que tomes una decisión de compra importante, da un paso atrás y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Me falta alguna información que me ayude a tomar una decisión racional?
  • ¿Qué estoy haciendo?
  • ¿Tomo una decisión basada en hechos? ¿O es porque la gente a mi alrededor lo hace?
  • ¿Qué voy a hacer?
  • ¿Cuál será el impacto de esta decisión dentro de un año?
  • ¿Tomaría la misma decisión si esperara una semana, un mes o un año?
  • ¿He tomado una decisión basada en hechos o porque la gente de mi entorno lo hace?
  • ¿He tomado antes una decisión similar de la que me he arrepentido?
  • ¿Soy plenamente consciente del coste total de esta decisión (incluidos los costes ocultos, como el coste de instalación, asistencia, mantenimiento, actualizaciones, etc.)?
  • ¿Aún así tomaría la decisión si esperara una semana, un mes, un año?
  • ¿Seguiría tomando esta decisión si todo el mundo lo supiera?

Todos tenemos capacidad para soportar el encantamiento si nos tomamos el tiempo necesario para detenernos y reflexionar, pero eso no significa que cada decisión tenga que ser un calvario. No pierdas el tiempo preocupándote por cosas pequeñas e inofensivas. Deja la reflexión profunda para las decisiones importantes.

Conclusiones

El mensaje clave de este libro:

En el mundo actual, la mejor forma para conseguir que la gente firme con a tu causa no es mediante persuasión o mero marketing, sino a través del encantamiento. Se trata de contar el sueño del emprendedor y conseguir que la gente lo siga. La tecnología hace que sea fácil convertir a otros. a tus valores y haz tu causa su propia.

Consejos Accionables:

Difunde una red amplia.

Cuando intentes llegar a clientes potenciales, no dediques todo tu tiempo a centrarte en las “personas influyentes”. En lugar de eso, intenta captar la atención del mayor número posible de personas para que puedas convertir a los consumidores más ociosos en fanáticos de la marca. Recuerda: en un mundo de acceso ilimitado a la comunicación, los “don nadie” son los nuevos “don nadie”.

Leave a comment