La caída en picado de los flujos de comercio, capital y personas al principio de la pandemia de la COVID-19 provocó una ola de especulaciones sobre el fin de la globalización, y la invasión rusa de Ucrania provocó aún más predicciones de una retirada hacia la autosuficiencia nacional. Sin embargo, según una investigación del último índice de conectividad global de DHL, los flujos internacionales no muestran signos de una caída sostenida. Los datos muestran un patrón amplio de desacoplamiento entre EE. UU. y China, pero los flujos de países que están alineados geopolíticamente con EE. UU. y China no indican —al menos todavía— una división más amplia entre los bloques rivales. Tampoco hay pruebas de que la globalización esté cediendo el paso a la regionalización. Si bien las empresas necesitan adaptarse al aumento de las tensiones geopolíticas, no deberían abandonar las estrategias globales. La desglobalización empresarial, de hecho, podría ser un camino más arriesgado que hacer ajustes centrados para mitigar los riesgos geopolíticos.

•••

Tres preguntas clave están en el centro de los debates sobre si las crisis mundiales y las crecientes tensiones geopolíticas han empezado a revertir la globalización: ¿Se ha invertido el crecimiento del comercio transfronterizo, el capital, la información y los flujos de personas? ¿Las tensiones geopolíticas están fracturando la economía mundial en bloques rivales? ¿Y la globalización está cediendo el paso a la regionalización? La respuesta a las tres preguntas —a pesar de las pruebas de la desvinculación entre Estados Unidos y China— sigue siendo «no».

Este resultado —desacoplamiento sin desglobalización— implica que la mayoría de las empresas multinacionales deberían responder al aumento de las tensiones geopolíticas con ajustes centrados en sus estrategias globales y en la gestión del riesgo. Si bien el entorno de las políticas públicas se ha vuelto menos propicio a la globalización, la resiliencia de los flujos globales advierte contra cambios de estrategia más drásticos basados en la idea de que los mercados se globalizarán sustancialmente menos.

¿Se ha invertido el crecimiento de los flujos globales?

La caída de los flujos de comercio, capital y personasal principio de la pandemia de la COVID-19 provocó una ola de especulaciones sobre lafin de la globalización, y la invasión rusa de Ucrania trajo aún más predicciones de una retirada hacia autosuficiencia nacional. Sin embargo, los flujos internacionales no muestran señales de una recesión sostenida.

ElÍndice de conectividad global de DHL, desarrollado por nuestro equipo del Centro Stern de la Universidad de Nueva York para el futuro de la dirección, mide la «profundidad» de la globalización comparando el crecimiento de los flujos internacionales con el crecimiento de la actividad económica nacional. Nuestro último informe muestra que la globalización de los flujos de comercio, capital e información ya estaba por encima de los niveles anteriores a la pandemia en 2021 y que la recuperación de los flujos internacionales de personas se aceleró en 2022.

The latest DHL Global Connectedness Index shows how international flows of trade, capital, and information were already above pre-pandemic levels by 2021. In 2022, the recovery of international people flows accelerated.A line graph shows the changing depth of global connectedness for trade, capital, information, and people, over time, from 2001 to 2022.While trade rose steadily from 2001 through 2007, it dropped suddenly during the global financial crisis in 2008 before recovering in 2009. It remained fairly flat until dipping slightly in 2019 and recovering in 2020.The flow of capital shows more dramatic peaks and valleys across the years, rising sharply between 2002 and 2007 and plummeting in 2008, during the global financial crisis, before recovering sharply by 2009. It continued to fluctuate over the years until rising sharply from 20 19 to 2020, leveling a bit through the Covid-19 pandemic, and then beginning to rise.Information connectedness shows the most dramatic growth across the years, rising exponentially and consistently, with no valleys, between 2001 and 2022.Finally, the flow of people shows gradual and steady growth from 2001 to 20 19, at which point it plummets sharply due to the Covid-19 pandemic and stays flat until 2021. It begins to recover by 2022, though not yet to its pre-pandemic level.Source: DHL Global Connectedness Index 2022

Ver más gráficos de HBR en Datos y imágenes

El comercio internacional se recuperó rápidamente despuéscayendo en picado al principio de la pandemia. El volumen del comercio mundial de bienesalcanzó el 10% por encima de los niveles anteriores a la pandemia a mediados de 2022, y el comercio de servicios también volvió a estar por encimaniveles anteriores a la pandemia. Datos preliminares indicar el valor de las exportaciones mundiales como porcentaje del PIB aumentó en 2022, igualando elrécord ambientada en 2008. A finales de 2022, la desaceleración del crecimiento económico mundial provocó el comerciodebilitarse, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) última previsión sigue pidiendo que el comercio crezca a un ritmo modesto del 2,4% en 2023 antes de que se acelere hasta un tipo más típico (3,5%) en 2024.

La inversión empresarial internacional también se recuperó rápidamente tras las caídas del comienzo de la pandemia de la COVID-19. Los flujos de inversión extranjera directa (IED), que reflejan que las empresas compran, crean o reinvierten en operaciones en el extranjero, se desplomaron en 2020, pero fueronde vuelta por encima de la prepandemia niveles en 2021. Los flujos de IED, como el comercio,debilitado tras el inicio de la guerra en Ucrania, pero haysin señales de un colapso similar al que ocurrió al principio de la pandemia de la COVID-19.

Otras medidas de la globalización empresarial afirman que las empresas no se están retirando ampliamente de los mercados extranjeros, a pesar de que los flujos de IED se mantienen por debajo de los niveles máximos históricos. Pagos por el uso de propiedad intelectual extranjeraseguir creciendo , mientras que la participación transfronteriza de las transacciones de fusiones y adquisiciones es manteniéndose firme, y la participación de la producción mundial generada por las operaciones en el extranjero de las firmas multinacionales acaba de se deslizó hacia atrás modestamente desde un récord establecido a mediados de la década de 2000.

Si bien la pandemia de la COVID-19 redujo temporalmente los flujos comerciales y de capital, provocó un repunte en el crecimiento de los flujos internacionales de datos. Eltasa de crecimiento del tráfico internacional de Internet se duplicó en 2020, cuando las interacciones presenciales fueron sustituidas por la actividad en línea, y siguió creciendo entre un 20 y un 30% anual en 2021 y 2022. Más del doble de datos cruzaron las fronteras nacionales en 2022 en comparación con 2019.

Los flujos internacionales de personas sufrieron el peor golpe por la pandemia de la COVID-19, pero están en camino de recuperarse por completo. La última previsión de la ONUpredice el número de personas que viajen a países extranjeros estará entre un 5 y un 20% por debajo del nivel anterior a la pandemia en 2023. La migración también ha demostrado ser resiliente, ya que la proporción de personas que viven fuera de sus países de nacimientoseguir aumentando, incluso en 2020.

En general, los datos sobre el crecimiento de los flujos globales refutan rotundamente la idea de una retirada masiva de la actividad internacional a la nacional. La mayoría de los tipos de flujos internacionales están en máximos históricos o cerca de ellos, y la debilidad de algunos flujos, como el comercio, a finales de 2022 y principios de 2023, se debe principalmente a la desaceleración del crecimiento económico mundial tras las grandes subidas de los tipos de interés destinadas a frenar la inflación.

¿Las tensiones geopolíticas están fracturando la economía mundial en bloques rivales?

A medida que las tensiones entre EE. UU. y China siguen aumentando,hay un miedo creciente que una nueva guerra fría podría llevar a una costosa bifurcación de la economía mundial. Los últimos datos sobre los flujos internacionales muestran un patrón amplio de desacoplamiento entre EE. UU. y China, pero los flujos de países que están alineados geopolíticamente con EE. UU. y China no indican, al menos todavía, una división más amplia entre los bloques rivales, un resultado queEl FMI ha advertido «dejaría a todos más pobres y menos seguros».

Para medir la desvinculación entre Estados Unidos y China, el informe del índice de conectividad global de DHL examina 11 tipos de flujos de comercio, capital, información y personas, y revela que EE. UU. y China han reducido sustancialmente su enfoque en los flujos entre sí desde 2016. La proporción de flujos estadounidenses que tenían como destino o procedían de China disminuyó en ocho de las 11 categorías, cayendo de media del 9,3% al 7,3% (media ponderada utilizando las ponderaciones de flujo de nuestro índice). La participación de los flujos de China con EE. UU. cayó en siete de las 10 categorías, cayendo de media, del 17,8% al 14,3%.

To measure U S China decoupling, the DHL Global Connectedness Index report examines 11 types of trade, capital, information, and people flows, and finds that the U S and China have both substantially reduced their focus on flows with each other since 20 16. A bar chart shows the percent of U S flows to or from China, as well as the percent of China flows to or from the U S.The U S flow of trade to and from China has fallen for both merchandise exports and imports, as has the China flow of trade to and from the U S for both exports and imports.The flow of capital is divided into five categories: outward announced greenfield foreign direct investment, or FDI; inward announced greenfield FDI; outward announced marketing and acquisition, or M and A, transactions; inward announced M and Aa transactions; and outward portfolio equity stocks. While the U S flow of capital to and from China has fallen for most categories since 20 16, the flow of capital in outward portfolio equity stocks has increased slightly, from 1.4% to 2.3%. The China flow of capital to and from the U S has fallen for inward announced greenfield FDI, outward announced M and Aa transactions, and outward portfolio equity stocks. But it has increased since 20 16 for outward announced greenfield FDI, from 12.8% to 14.8%, and for inward announced M and aa transactions, from 5% to 11.3%.The flow of information was tracked by the amount of scientific research collaboration between the two countries. The U S flow of information to and from China has remained almost the same since 20 16, falling only slightly from 13.8% to 13.5%. The China flow of information to and from the U S has fallen more dramatically since 20 16, from 29.9% to 20.3%.The flow of people, as measured by emigrants, immigrants, and tourist arrivals, has either remained roughly the same since 20 16 or fallen. The U S flow of emigrants to and from China has stayed the same; while the flow of immigrants and tourist arrivals to and from China has dropped. The China flow of emigrants to and from the U S has dropped from 26.1% to 20.9%, and the flow of immigrants to and from the U S has remained about the same. There is no data for the China flow of tourist arrivals to and from the U S.Sources: IMF Direction of Trade Statistics, U N Comtrade, f d i Markets, Thomson Reuters, IMF C P I S, Clarivate Web of Science, UN DESA International Migrant Stock, UN W T O Tourism Statistics

Ver más gráficos de HBR en Datos y imágenes

Sin embargo, no se debe exagerar el alcance del desacoplamiento entre Estados Unidos y China. EE. UU. y China siguen conectados por flujos combinados de comercio, capital, información y personas mayores que cualquier otro par de países sin una frontera común. Y elvalor en dólares del comercio entre EE. UU. y China creció hasta convertirse enrécord en 2022.

Y lo que es más importante, a nivel mundial, los flujos de países que están alineados geopolíticamente con EE. UU. y China indican que no hay una fragmentación significativa de la economía mundial en bloques rivales. Aliados cercanos de EE. UU. y China (según lo clasificado porEconomía del capital) no han reducido sustancialmente la participación de sus flujos con el bloque rival. En algunos ámbitos, como las importaciones y la colaboración en la investigación científica, los aliados de los Estados Unidos incluso han aumentado la participación de sus flujos con China y sus aliados, mientras que Estados Unidos se ha retirado de esas bolsas.

Since 20 16, the U S and China have substantially reduced their focus on flows of trade, capital, information, and people, with each other. But a look at the activities of their allies suggests that the U S China decoupling has not been accompanied by a meaningful fragmentation of the world economy into rival blocs. In some areas, such as imports and scientific research collaboration, U S allies have even increased the share of their flows with China and its allies.A bar chart shows flow share percentages between U S allies and China and its allies, as well as flow share percentages between China allies and U S and its allies.In flows of trade, the flow of merchandise exports has remained about the same since 20 16. The flow of merchandise imports between U S allies and China and its allies has increased since 20 16, from 14.2% to 15.6%, while the flow of imports between China allies and the U S and its allies has decreased.The flow of capital is divided into five categories: outward announced greenfield foreign direct investment, or FDI; inward announced greenfield FDI; outward announced marketing and acquisition, or M and A, transactions; inward announced M and Aa transactions; and outward portfolio equity stocks. The percent of flow shares between U S allies and China and its allies has fallen for most categories since 20 16, except for outward portfolio equity stocks, which as increased slightly. The percent of flow shares between China allies and the U S and its allies has increased for every category except for outward announced greenfield FDI.The flow of information was tracked by the amount of scientific research collaboration. The percent of flow shares of information between U S allies and China and its allies has increased since 20 16, from 8.5% to 10.5%, while The percent of flow shares of information between China allies and the U S and its allies has fallen since 20 16, from 60% to 46.8%.The flow of people, as measured by emigrants and immigrants, has remained roughly the same since 20 16. The flow as measured by tourist arrivals has fallen since 20 16.Sources: IMF Direction of Trade Statistics, U N Comtrade, f d i Markets, Thomson Reuters, IMF C P I S, Clarivate Web of Science, UN DESA International Migrant Stock, UN W T O Tourism Statistics, Capital Economics

Ver más gráficos de HBR en Datos y imágenes

¿La globalización ha cedido el paso a la regionalización?

Las crecientes tensiones geopolíticas, junto con las interrupciones del suministro durante la pandemia de la COVID-19, también han llevado a muchos observadores apredecir un cambio de la globalización a la regionalización. En otras palabras, muchos esperan que una proporción creciente de los flujos internacionales se produzca dentro de las regiones y no entre ellas. Sin embargo, los datos sobre los patrones de flujo reales no muestran que ese cambio se haya producido (todavía).

Preferimos analizar la posibilidad de una creciente regionalización midiendo la distancia media recorrida por los flujos internacionales, ya que la medida más común (la proporción de flujos que se producen dentro de las regiones)arroja resultados muy diferentes según el lugar donde se dibujen los límites de la región. Si los flujos internacionales se regionalizaran cada vez más, se realizarían en distancias más cortas, de media. De hecho, el comercio y muchos otros tipos de flujos han tendido a tener lugar a distancias más largas. La principal excepción a este patrón son los flujos de personas, debido a que la mayor proporción de viajes se realizaron entre países cercanos durante la pandemia de la COVID-19. Los flujos de capital también se produjeron en distancias más cortas en 2020 y 2021, pero aún no está claro si eso refleja un cambio significativo hacia patrones de inversión más regionalizados, ya que la volatilidad de estos flujos suele provocar fluctuaciones a corto plazo de una magnitud similar.

Rising geopolitical tensions, as well as pandemic supply-chain disruptions, have led to predictions of a shift from globalization to regionalization. The data does not yet bear that out. A line chart shows the average distance of international flows of trade, capital, information, and people, most of which have taken place over longer distances over time. A second line chart shows the percent of trade flows within a given region for each flow. The main exception is people flows, because people were staying closer to home during the pandemic.In the left-hand chart, a rising line shows that Trade flows have expanded from an average distance of 4,750 kilometers in 2001 to 5,067 kilometers in 2021. The right-hand chart depicts a steeply falling, then only gradually rising line, showing that The percent of trade flows within a given region has fallen from 56% in 2001 to 53% in 2021.In the left chart, a rising line with more dramatic peaks and valleys shows that Capital flows have expanded from an average distance of 5,518 kilometers in 2001 to 5,655 in 2021. On the right, a steeply rising line peaks in 2008 and then falls dramatically, showing that The percent of capital flows within a given region has fallen from 43% in 2001 to 41% in 2021.On the left, a gradually rising line shows that Information flows have expanded from an average distance of 4,590 kilometers in 2001 to 4,904 in 2021. On the right, The percent of information flows within a given region has fallen from 51% in 2001 to 50% in 2021.On the left, a steadily climbing line shows that People flows were on the rise, from an average distance of 3,810 in 2001 to 4,067 in 2020 before falling off due to pandemic-travel restrictions. On the right, a steadily declining line shows that The percent of people flows within a given region fell from 57% in 2001 to 52% in 2020.Source: DHL Global Connectedness Index 2022

Ver más gráficos de HBR en Datos y imágenes

Los flujos comerciales incluso se extendieron a distancias más largas en 2020 y 2021,contrariamente a las predicciones que las interrupciones relacionadas con la pandemia provocarían una mayor dependencia de los proveedores cercanos. Elcontrolador clave de este patrón fue la resiliencia de la industria asiática, lo que llevó a un mayor comercio entre Asia y regiones lejanas. Los datos preliminares también muestran un aumento en la distancia media a la que los países cotizaron en 2022, debido en parte a los efectos de la guerra en Ucrania en los patrones comerciales y los precios de las materias primas.

Sigue siendo una duda abierta si el comercio mundial se regionalizará sustancialmente más en el futuro. Muchas empresas soncentrado en la cercanía para producir productos más cerca de sus clientes, y las principales reconfiguraciones de la cadena de suministro pueden tardar varios años en ejecutarse. Los gobiernos de muchos países apoyan estos esfuerzos de regionalización.

Por otro lado, el hecho de que los flujos internacionales ya estén muy regionalizados limita las posibilidades de grandes aumentos de la regionalización. Como se muestra arriba, más de la mitad del comercio ya se realiza en regiones aproximadamente del tamaño de un continente. Además, muchas empresas, en lugar de cerrar, han adoptado otras estrategias para aumentar la resiliencia, comodigitalización y doble abastecimiento. Mientras tanto, gastos de envío de contenedores han vuelto a bajar mientrasla inflación se mantiene alta, aumentando el atractivo de las fuentes de bajo coste que pueden estar ubicadas en regiones lejanas.

Turbulencias geopolíticas y estrategia global

Si bien los flujos globales se han mantenido resilientes, el entorno de políticas públicas se ha vuelto más difícil para las empresas globales.Proteccionismo comercial ha aumentado,inversiones internacionales enfrentarse a un mayor escrutinio por motivos de seguridad nacional,restricciones de flujo de datos están proliferando yinstituciones internacionales luchan por funcionar en medio de las tensas relaciones entre sus países miembros.

Los principios fundamentales de la estrategia global puedenayudar a los líderes empresariales a navegar este entorno turbulento. La claveimpulsores empresariales de la globalización — más crecimiento e innovación, junto con una reducción de los costes y una mejor diversificación de los riesgos, siga siendo fuerte y nuevas tecnologías seguir ampliando las oportunidades internacionales.

Pero los desafíos y los riesgos de operar más allá de las divisiones geopolíticashan aumentado. A los estrategas globales les resulta útil pensar en cambios como cambiar el distancia metafórica entre países. El aumento de las tensiones pone más distancia entre los rivales geopolíticos y acerca a los países amigos, al menos en términos relativos.

Uno de los conceptos fundamentales de la estrategia global es que las empresas nacionales tienen unventaja en casa sobre firmas extranjeras y firmas que tienen quepuente menos distancia — no solo geográficamente sino también políticamente — suelen tener ventajas sobre las empresas que tienen que salvar mayores distancias. UN los activos únicos de la firma — tecnologías, valor de marca, etc. — ejercer una gran influencia sobre la distancia que puede recorrer con éxito. También lo hace elsensibilidad de su negocio a la geopolítica y otras fuentes de distancia entre países.

Los líderes deberían examinar qué tan sólidas son sus posiciones competitivas en los países que se están volviendo cada vez más (o menos) distantes, para ver si necesitan reequilibrar sus carteras geográficas. Recuerde que los cambios en las relaciones geopolíticas pueden crear oportunidades y desafíos. Una empresa puede ganar negocios lejos de la competencia, de los adversarios geopolíticos.

Si una empresa tiene ventajas lo suficientemente sólidas como para competir más allá de las divisiones geopolíticas,cambios en su funcionamiento en mercados políticamente distantes puede ser necesario. Un enfoque común espermitir más autonomía a los gerentes locales, para adaptar mejor las operaciones a condiciones cada vez más divergentes. Esto puede ser útil, pero es importante no sobreestimar hasta dónde puede llegar una empresa extranjera para que la consideren una empresa local. Cuando llega el momento, el de una empresala base de operaciones sigue siendo central a sus supuestas (y a menudo reales) lealtades.

Como vieron muchas empresas occidentales que operan en Rusia tras la invasión total de Ucrania, las tensiones pueden intensificarse hasta un punto en el que no hay otra alternativa que salir del mercado. Las empresas con grandes operaciones a través de divisiones geopolíticas deberían estar preparadas para la contingencia de que una desvinculación gradual se convierta en una separación repentina.

Sin embargo, la buena noticia es que la mayoría de las empresas no necesitan reestructurar de manera fundamental sus estrategias globales para abordar con prudencia las tensiones geopolíticas. Como hemos visto, la disociación entre Estados Unidos y China no ha empezado —al menos todavía— a dividir la economía mundial en bloques rivales, la globalización no ha cedido el paso a la regionalización y la mayoría de los tipos de flujos internacionales siguen creciendo.

La desvinculación sin desglobalización generalmente exige ajustes centrados en las estrategias globales, no solo por la resiliencia de los flujos globales, sino también porque la mayoría de los negocios internacionales ya se realizan entre países cercanos y amigos. Los EE. UU., por ejemplo,importado Un 66% más de Canadá y México en 2022 que de China y un 35% más de Europa. A nivel mundial, la mitad de los flujos medidos en el índice de conectividad global de DHL se producen dentro de las principales regiones del mundo,tres veces más de lo que cabría esperar en un mundo en el que la distancia y las diferencias entre los países no tuvieran ningún efecto. La cercanía y la búsqueda de amigos son en realidad características antiguas de la globalización, y los aumentos que aborden vulnerabilidades específicas serían coherentes con la «interdependencia sin sobredependencia» queEl director general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, prevé como el «futuro del comercio».

Los ajustes centrados en la forma en que las empresas operan a nivel internacional también se alinean bien con la opinión cada vez más prevaleciente en los círculos políticos de que «reducir el riesgo» es una mejor respuesta a las tensiones geopolíticas que una desvinculación total. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, propuso hacer hincapié en la «reducción del riesgo»en un discurso de marzo de 2023 que calificó la mayor parte del comercio entre la UE y China como «mutuamente beneficioso y «antiriesgoso», pero destacó la problemática dependencia de la UE de China para el 98% de su suministro de tierras raras, el 97% de su litio y el 93% de su magnesio. Menos de dos meses después, EE. UU. y otras grandes economías avanzadasabrazado formalmente «reducir el riesgo, no desvincular» en la cumbre del G7 de mayo de 2023.

La conclusión es que las empresas sí que tienen que adaptarse al aumento de las tensiones geopolíticas, pero no deberían abandonar las estrategias globales en el supuesto de que la desvinculación entre Estados Unidos y China llevará necesariamente a la desglobalización. La desglobalización empresarial, de hecho,podría ser un camino más arriesgado que hacer ajustes centrados para mitigar los riesgos geopolíticos. Otro principio de la estrategia global es que las empresas deben alinear sus estrategias con la globalización de sus mercados. Mientras los mercados no se desglobalicen, las empresas que se retiren de la globalización pueden poner en riesgo sus posiciones competitivas.