Posted inAdministración, Desarrollo organizacional, Liderazgo

Las organizaciones resilientes hacen de la seguridad psicológica una prioridad estratégica

Resumen.   

Se ha escrito mucho sobre el papel de la seguridad psicológica en la mejora del bienestar en el lugar de trabajo e incluso en ayudar a frenar la ola de la Gran Dimisión. Pero para superar la incertidumbre, las organizaciones deben mirar más allá del bienestar individual y hacer de la seguridad psicológica una prioridad estratégica, creando una cultura en la que los empleados puedan plantear cómodamente sus preocupaciones, aportar ideas y compartir perspectivas únicas. Tres dimensiones culturales son fundamentales para la resiliencia: integridad, innovación e inclusión. Sostenen la continuidad del negocio, la competitividad y el crecimiento, y la seguridad psicológica es un componente fundamental de cada uno. Para reforzar la resiliencia, los líderes deben entender cómo conectar estas tres dimensiones aisladas de la cultura y desarrollar atributos de liderazgo que fomenten la franqueza. En este artículo, los autores exploran los obstáculos para invertir en seguridad psicológica e ilustran cómo los altos líderes pueden superarlos para aumentar la resiliencia.