Con el auge del trabajo remoto, muchos de nosotros tenemos ahora la oportunidad de colaborar con personas de todo el mundo. Si bien puede que esté convencido de que sus estudios, sus viajes o incluso su origen multicultural lo han preparado para trabajar en un equipo global, hay más que tener en cuenta de lo que cabría esperar, especialmente si es nuevo en la fuerza laboral. Le mostramos cómo conectarse con sus colegas de todas las culturas, comunicarse de forma más eficaz y colaborar para lograr el éxito.

  • Conéctese a nivel personal. Si bien hacer preguntas a sus colegas sobre sus antecedentes puede ser una forma útil de conocerlos, primero debería intentar investigar un poco por su cuenta sobre los países en los que viven o con los que se identifican. También debería cuestionar sus suposiciones y asegurarse de que cualquier pregunta que haga no incomode a su colega. Además, asegúrese de saber pronunciar los nombres de todos sus compañeros de equipo.
  • Comuníquese para colaborar. Para colaborar de forma eficaz, trabaje con sus colegas para encontrar formas que respeten las preferencias y normas culturales de todos. Aclare el horario de trabajo con sus compañeros y lleve una hoja de cálculo con las vacaciones en todo el mundo. También puede resultar útil establecer reglas básicas de comunicación y abrir la puerta a que otras personas compartan sus preferencias laborales. Puede que también quiera usar Globish, una versión simplificada del inglés que se utiliza con fines de comunicación.

Construir relaciones más allá de las fronteras culturales no es un ejercicio único. Se necesita tiempo, perseverancia y coraje. Y lo más probable es que cometa errores. La clave para avanzar cuando se producen traspiés culturales es destacar lo que está en juego, hablar con transparencia para evitar rencores y confirmar con humildad que está ansioso por mejorar y trabajar juntos.

•••

Con el auge del trabajo remoto, muchos de nosotros tenemos ahora la oportunidad de colaborar con personas de todo el mundo.Las investigaciones muestran que esto es bueno: los equipos multiculturales tienden a ser más creativos y mejores en la toma de decisiones y la resolución de problemas.

Pero los equipos globales no están exentos de desafíos. Además de la distancia física y los problemas de comunicación, los traspiés culturales pueden provocar frustración y malentendidos que pueden impedir la construcción de relaciones sólidas con sus colegas de otras partes del mundo. Si bien puede que esté convencido de que sus estudios, sus viajes o incluso los suyosorigen multicultural lo han preparado para trabajar en un equipo global, hay más que tener en cuenta de lo que cabría esperar, especialmente si es nuevo en la fuerza laboral.

Construir relaciones entre culturas en su equipo requerirá tiempo, esfuerzo y cuidado. Le mostramos cómo conectarse con sus colegas, comunicarse de forma más eficaz y colaborar para lograr el éxito.

Conéctese a nivel personal.

«Si participa en todas las interacciones asumiendo que la cultura no importa, su mecanismo por defecto será ver a los demás a través de su lente cultural y juzgarlos o juzgarlos mal en consecuencia», como explica la profesora Erin Meyer en su libroEl mapa cultural.

Todos somos productos de diferentes culturas: educación, etnias, cultura nacional, regional, académica, laboral y experiencias laborales. Si quiere entablar relaciones duraderas y trabajar juntos de forma eficaz con un equipo intercultural, primero tiene que hacer sus deberes y conocer mejor a sus colegas.

Investigue.

Si bien puede resultar útil hacer preguntas a sus colegas sobre sus antecedentes, primero debería intentar investigar un poco por su cuenta sobre los países en los que viven o con los que se identifican: la ubicación, la capital, la cultura, los idiomas y los principales hechos históricos. También puede resultar útil investigar temas potencialmente tabú en sus países, como la religión, la política, la orientación de género, el dinero y más. Es importante que se lo piense dos veces antes de hablar de estos temas en el trabajo y que aprenda a hablar de ellos con sensibilidad y comprensión si lo hacen.

Si bien puede encontrar parte de esta información en Internet, también puede serle útil realizar un curso de formación intercultural. Estos cursos pueden ayudarlo a conocer mejor su propia cultura y a entender la forma en que las diferentes culturas se comunican, construyen relaciones o incluso reaccionan ante los riesgos. Otro marco perspicaz que puede utilizar esHerramienta de comparación de países de Geert Hofstede, que puede ayudarlo a aprender sobre los valores culturales generales en los diferentes países.

Aprenda a pronunciar la gente nombres.

Otro aspecto importante de conectar con sus colegas y allanar el camino para la colaboración eshacer bien sus nombres — la pronunciación, nombre y apellidos, apodos y títulos.

Si no está seguro del nombre de una persona o de cómo se pronuncia, puede preguntar:

  • ¿Prefiere que lo llamen [nombre] o [apodo]?
  • ¿Podría pronunciarme su nombre, por favor?
  • ¿He pronunciado su nombre correctamente?

Me ha parecido útil pedir a mis colegas que me envíen una nota de voz con la pronunciación de su nombre. Me ayuda a aprender el nombre y a ensayarlo.

Además, recuerde que las diferentes culturas pueden ser más o menos formales en la forma en que se dirigen a sus colegas. Por ejemplo, cuando trabajaba en Japón, utilizaba más apellidos que nombres. Y en los Emiratos Árabes Unidos, la India o Alemania, el título de doctor (con un doctorado) es una muestra de respeto y es importante que lo utilice siempre para alguien que lo haya obtenido.

Pon a prueba sus suposiciones antes de hacer preguntas.

A medida que interactúe más con sus colegas, podrá empezar a hacer preguntas respetuosas para conocerlos mejor a ellos y a su cultura. Pero no deje que su curiosidad los ponga en una posición incómoda. Antes de empezar con preguntas sobre los antecedentes de alguien, por ejemplo, ponga primero en tela de juicio sus suposiciones. ¿Asume la nacionalidad u origen de una persona basándose únicamente en su apellido? ¿Asume la religión de una persona según el idioma que habla o el país en el que vive?

Por ejemplo, a menudo me preguntan: «Entonces, ¿cuánto tiempo lleva viviendo en Francia?» ¿La ironía? Nací en Francia. También me han preguntado lo de siempre: «¿De dónde es usted?» Cuando respondo: «De Francia», siguen con: «Bonito, ¿y de dónde son sus padres?»Preguntas como estas — las que se basan en suposiciones más que en la realidad, pueden ser alterias y pueden perjudicar sus relaciones más que ayudarlas.

Una vez que haya comprobado sus propias suposiciones, tenga en cuenta el nivel de comodidad de su colega. Tal vez hayan sido abiertos en el pasado sobre sus orígenes, o quizás ya les haya hecho preguntas más generales sobre su país, cultura o preferencias laborales. Con el tiempo, tendrá una mejor idea de dónde están sus límites. También puede preguntarles por adelantado si están de acuerdo con que haga una pregunta sobre un tema específico.

Estos son algunos ejemplos de preguntas que puede hacer:

  • Me enteré por su mensaje fuera de la oficina de que nuestras oficinas en China estuvieron cerradas durante [nombre del festival] el jueves pasado. ¿Cómo se celebra [nombre del festival]?
  • Los idiomas me fascinan. ¿Qué hay de usted? ¿Cuántos idiomas habla?
  • Le he oído mencionar [palabra/frase]. No estoy familiarizado con esa palabra. ¿Le importaría explicármelo, por favor?

Preguntas como estas pueden ayudarle a forjar una relación sólida con su colega, tanto a nivel personal como profesional.

Comuníquese para colaborar.

Conocer a sus colegas es solo el primer paso para construir relaciones duraderas en todas las culturas. Para colaborar de forma eficaz, trabaje con sus colegas para encontrar formas que respeten las preferencias y normas culturales de todos.

Tenga en cuenta las diferencias culturales.

Además de conocer mejor a sus colegas a nivel individual, también debería tratar de entender cómo piensan las diferentes culturas sobre el trabajo. Por ejemplo, en España hace mucho calor en verano, por lo que la gente tiende a terminar sus días de trabajo antes. Durante el Ramadán en Jordania o Egipto, las personas pueden empezar o salir del trabajo más temprano para poder comer temprano por la mañana. Mientras tanto, no se aplican horarios diferentes de verano e invierno en lugares como África o Japón.

Si está intentando llevar un registro de los diferentes horarios de su equipo, puede resultarle útil crear una hoja de cálculo con los diferentes horarios de trabajo o días festivos de sus colegas. Esto le ayudará a tener más cuidado de no organizar las reuniones durante las pausas para comer u otros horarios fuera del horario. Mantener un calendario compartido con las fiestas, los festivales y el tiempo libre de su equipo puede ser otra forma útil de mostrar su respeto.

Si no está seguro del horario que sigue un colega, puede preguntarle:

  • Me gustaría planificar nuestra próxima reunión. ¿Tiene un horario fijo para su pausa para comer?
  • Me gustaría planificar la reunión inicial para la primera semana de junio. ¿Puede decirme cuál es su horario de trabajo este verano?
  • Tenemos previsto hacer la prueba beta en la semana del 1 al 5 de julio. ¿Tiene vacaciones o se va a tomar algún tiempo libre que deba conocer?

Establezca las reglas básicas.

En un equipo global, es importante hablar de su forma de trabajar y abrir la puerta a que otros también compartan sus preferencias. Por ejemplo, cuando empiezo a colaborar con nuevos colegas internacionales, hablo abiertamente sobre la forma en que me comunico y la influencia que mi cultura puede tener en la interacción. En Francia, por ejemplo, solemos interrumpirnos durante las conversaciones, pero eso puede considerarse de mala educación o desconfianza en la cultura laboral estadounidense. Hacer saber a los demás con antelación puede ser útil para evitar cualquier error de comunicación.

También puede preguntar directamente a sus colegas sobre sus preferencias de comunicación. Por ejemplo:

  • ¿Prefiere comunicarse por teléfono, correo electrónico o es mejor la mensajería instantánea?
  • ¿Se siente cómodo saliendo en vídeo durante nuestras reuniones?
  • ¿Qué debo saber de usted que nos ayude a comunicarnos de forma eficaz?
  • Si uno de nosotros comete un error, ¿cómo nos recuperaremos?
  • ¿Cómo prefiere gestionar los conflictos si surgen?

Otra cosa que hay que tener en cuenta a la hora de establecer las reglas básicas de la comunicación es tener en cuenta los diferentes factores que están fuera del control de sus colegas. Por ejemplo, la velocidad y el ancho de banda de Internet pueden variar de un país a otro. La escasez de electricidad puede producirse en otros países. Puede haber desconexiones y otros problemas de comunicación que no se reflejan en la profesionalidad o la preparación de la persona. Analice estos posibles problemas con antelación y elabore un plan de juego para seguir adelante cuando se produzcan.

Utilice «Globish».

Cuando se trabaja en un equipo intercultural, es probable que todos hablen el mismo idioma, pero no siempre al mismo nivel o con la misma confianza. Por eso es importante que la comunicación entre nosotros sea lo más fácil posible.

Tomemos el idioma inglés, por ejemplo. Una forma en que los hablantes nativos pueden ayudar a sus colegas es usando»Globish» o inglés global: una versión simplificada del inglés que se utiliza con fines de comunicación.

Algunas cosas que se deben y no se deben hacer en Globish incluyen:

  • Explique el significado de las siglas
    • No diga: «Estaré OOO la semana que viene».
    • Diga: «Estoy de vacaciones la semana que viene y no estaré disponible».
  • Evite la jerga o proporcioneun glosario
    • No diga: «¿Cuál es su ancho de banda para este proyecto?
    • Diga: «¿Cuánto tiempo tiene para trabajar en este proyecto?»
  • No utilice modismos (ni dé una explicación cuando los use)
    • No diga: «Usted tiene la última palabra en este proyecto».
    • Diga: «Usted será el principal responsable de la toma de decisiones en este proyecto».
  • Reformule para usarPalabras en inglés cuando pueda
    • No diga: «Vamos a hablar de eso más tarde».
    • Diga: «Podemos hablar del proyecto más adelante».

También es importante hablar despacio y articularse bien cuando se habla en globish, y hacer cualquier broma con cautela. Pero incluso con Globish, pueden producirse problemas de comunicación. De nuevo, puede resultar útil establecer algunas pautas de comunicación, como «No dude en interrumpirme si algo no está claro». Suelo hablar rápido» o «Tomaré notas durante la reunión para asegurarme de que estamos en la misma página y enviaré las actas más tarde».

. . .

Construir relaciones más allá de las fronteras culturales no es un ejercicio único. Se necesita tiempo, perseverancia y coraje. Y lo más probable es que cometa errores. La clave para avanzar cuando se producen traspiés culturales es destacar lo que está en juego, hablar con transparencia para evitar rencores y confirmar con humildad que está ansioso por mejorar y trabajar juntos.

Su voluntad de aprender y su interés genuino por la cultura de los demás le ayudarán a construir relaciones duraderas y de confianza. Llevará tiempo, pero también le ayudará a aprender mucho sobre sí mismo y otras culturas. Al trabajar en diferentes culturas, se dotará de conocimientos inestimables que le ayudarán a crecer como líder y, lo que es más importante, como parte humana de un mundo diverso.